SARA LEVESQUE

Llueve… El cielo llora de risa sobre la ciudad. Intenta refrescar con su alegría nuestro día a día. Nos moja para que espabilemos de una buena vez, como diciendo “esta es TÚ Vida, envía las quejas a la mierda con un billete solo de ida”. Después de la tormenta, llega la calma; tras el gris temporal aparece el arcoíris a colorearte el Alma, a amputarte cualquier mal.

Llueve… y me siento unida a ti. No me da tristeza ni pereza que el día esté oceánico. Es el momento ideal para lamernos las heridas y remendarnos las cicatrices a polvos y sacudidas. Bucear en el trasfondo de nuestros ojos y empezar a equilibrar nuestros Corazones cojos.

Llueve… y no quiero que en tu mirada vuelva a llover el dolor. Ansío que recupere el brillo de todo su color; que en ella no permanezcan más espacios en blanco llenos de vacíos.

Llueve… ¿quieres calarte conmigo? ©

2 comentarios sobre “Llueve

Responder a remandoaguas Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s