MOISÉS ESTÉVEZ
Le tendió la mano invitándolo a que se levantara y Jason quedó
prendado al instante.
– ¿De dónde había salido aquel ser tan bello? – Se restregó los ojos y se
pellizcó la cara para comprobar que se había despertado de la siesta que,
debajo de un olivo en medio de aquel monte perdido tenía por costumbre
disfrutar.
Cabellos rubios y largos, trenzados; ojos grandes y profundos, claros e
hipnotizantes; mejillas blancas cual perlas únicas de un mar insondable; labios
rosados, insinuantes y perfilados, como una onda acuática provocada por el
remo de Caronte.
Aquella ninfa, protagonista de un parnaso griego, le pidió que le
acompañara, prometiéndole un mundo mejor, idílico, próximo al paraíso, donde
experimentaría sensaciones que hasta el momento no había vivido, ni tan
siquiera imaginado.
Se dispuso a dar el primer paso tras aquella diosa de la belleza cuando
de repente notó unos golpes en su siniestro hombro y una voz que le decía
susurrante: – hijo, hijo mío, ¿qué te inquieta?…
Entonces si. – ¡Mierda! – Farfulló algo molesto. Aquel individuo barbudo y
con greñas lo despertó del sueño más dulce que jamás había tenido. Un placer
onírico que nada tenía que ver con la realidad: un pastor con ropas
harapientas, que después de fornicar con dos de sus ovejas, se comía un
mendrugo mojado en vino aguado y se tendía a la sombra del primer árbol que
encontraba, mientras los animales pastaban un rato.
Maldijo en silencio a aquel hombre por haber interrumpido hasta ahora
su inigualable trato con Morfeo, a la vez que se incorporaba sacudiéndose sus
viejos y sucios ropajes.
– Perdona si te he importunado, pero me pareció que te quejabas en
sueños – le dijo aquel hombretón, alto, de tez curtida y ojos claros.
– No, en absoluto amigo, todo lo contrario, disfrutaba como un enano. Un
momento. Yo te conozco de algo. Tu cara me suena. ¿No eres tú ese al que
todo el mundo llama “El Mesías”?.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s