ESRUZA

Para los niños, las vacaciones son algo siempre esperado, y si se puede viajar al mar es algo que siempre quedará en su memoria, pero para los niños de esta historia, sólo quedó el silencio.

Era una familia de medianos recursos: Los padres y seis hijos, 4 mujercitas y dos varoncitos. La historia que aquí relato sucedió en los comienzos de los 80´s.

Los padres tenían familia en Coatzacoalcos, Veracruz. Una hermana de la madre vivía allá con sus hijos, tenía un niño de 9 años, el más pequeño.

Felices disfrutaban del mar, de sus juegos, en compañía de sus padres; lo hacían cada año. En esta ocasión sólo viajaron los padres y los niños más pequeños: dos varoncitos de 9 y 7 años. El de 9 años era un niño rubio, de cabello ensortijado y ojos vivarachos, muy juguetón; el de 7, morenito, muy propio, a pesar de ser pequeño, muy laborioso y simpático. Una mañana estaban, como de costumbre, en la playa; los niños jugando a la orilla del mar, mientras los padres permanecían en una palapa disfrutando de la brisa marina, tomando un refrigerio.

El padre les dijo:

— “Pueden jugar en la orilla, pero no se metan al mar”

Los niños siempre serán inconscientes, eso los hace arrojados, ignoran el peligro. Los padres se descuidaron y los niños desobedecieron. Se metieron al mar los dos con su primo, que estaba acostumbrado a hacerlo. Se dice que en esa parte hay un remolino, no es apropiado para nadar, pero ellos lo hicieron. De repente se escucharon gritos de las personas que estaban cerca, pidiendo auxilio porque vieron cómo a los niños se los tragaba el remolino. Aparecieron los guardavidas; los padres desesperados rogaban que los salvaran. Los guardavidas subieron a un bote, el padre fue con ellos; los buscaron por tiempo que se les hizo eterno y, nada. Finalmente, lograron encontrar al niño del cabello ensortijado todavía con vida, pero aunque le dieron respiración, murió ante los ojos de los padres. Siguieron buscando, y tiempo después encontraron los cuerpos de los otros dos niños sobre unas rocas, ya no había nada que hacer. La familia del padre de los niños vivía en México y una de las tías había estado enferma, con fiebres muy altas. Eran como las tres de la madrugada, cuando sonó el teléfono en la habitación de la tía enferma. Al contestar, la operadora dijo:

— “Tiene una llamada de Coatzacoalcos” —ella respondió jadeante por la fiebre — “está equivocado” y colgó el auricular.

Volvieron a llamar y sucedió lo mismo. La familia no sabía que ellos se habían ido de vacaciones. A la tercera llamada, la operadora dijo:

—“No cuelgue, es una llamada de emergencia”.

Entonces, escuchó la voz de su hermano diciendo con voz entrecortada por los sollozos:

— “¡Estoy velando a mis hijos!”, no dijo más.

Ella no reaccionó. No le pidió explicaciones, dónde estaban, qué había pasado, nada, sólo colgó desconcertada, conmocionada. Despertó a la familia y tuvieron que investigar en Locatel, donde les dieron toda clase de información. Los hermanos del padre de los niños viajaron en la madrugada para acompañar a su hermano y estar en la velación y el entierro de los niños, el cual fue allá, en la tierra de su madre.

Los padres habían sido una pareja feliz, él era alegre, bailador, dicharachero; pero a partir de ese día, no volvió a sonreír realmente; se volvió adusto, ella también. Se responsabilizaban uno al otro; no se separaron, pero no volvieron a ser los mismos hasta el día de su muerte. Eran sus únicos hijos varones, también de la madre de su primo.

Fueron vacaciones sin retorno, y el padre era mi hermano, quien falleció años después de un infarto cerebral, su esposa ya había fallecido y no volvió a casarse, hay hombres que no buscan reemplazos. Los dos estaban en una edad madura, no eran viejos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s