ANA MARÍA OTERO

 

Suelta cuerda, déjame volar.

¿Piensas que me voy a escapar?

Aunque me aparte un rato

sabes que no tardaré en estar otra vez a tu lado.

Como tú soy un ave libre.

Los dos necesitamos volar,

separarnos como si de verdad pudiéramos apartarnos,

como si no nos uniera una gruesa cadena.

Absurda condena que nos esclaviza,

que nos impide volar más allá de lo que la cuerda da.

 

http://anamariaotero.com

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s