CAROL SOLÍS

 

Te devuelvo la pena

para que al tomarla en tus brazos

me la regreses hecha calma.

 

Te devuelvo la melancolía

para que al tomarla tú,

la transformes en verdadera alegría.

 

Te devuelvo el dolor

que me produce tu ausencia

para que escuches mi oración,

tomes mi energía y me la devuelvas hecha vida.

 

Te devuelvo el vacío,

este que siento porque existo

para que lo transformes en plenitud, en amor infinito.

 

Te devuelvo mi ansiedad,

todas las que ya conoces

para que al hacerla tuya me la regreses hecha paz.

 

Te devuelvo mi preocupación,

por lo que tengo o no tengo en esta vida,

y así me la regreses hecha oro, hecha abundancia.

 

Te devuelvo esto y mucho más:  la falta de conciencia,

la extrema carencia que recorre nuestras mentes, nuestro mundo.

Te devuelvo esa energía, para que la transformes y conviertas en amor, paz y abundancia para cada ser que te aclama hoy.

Un comentario sobre “Oración del día

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s