SARA LEVESQUE

Estaba en una prisión bajo el poder del oro y de hacer las cosas bien a los ojos de los demás. Tú apareciste un día del mes con nombre masculino con tu sonrisa de la mano. Una de esas sonrisas alarmantes. Una de esas que piensas “cuidado, que de esta te acabas enamorando”, cuando ya es demasiado tarde y no puedes volver atrás. En realidad, no quieres.

Ahora, con una sola palabra que salga de tus acogedores labios, descongelas todo aquello sobre lo que se escondía mi tímido corazón. Gracias por la inspiración y por ayudarme a coger aire. Ahora soy feliz YO. ©

Un comentario sobre “Inspiración

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s