SIX

Se quedó quieta, hinchando el pecho al respirar y mirándome con miedo. Le peiné el pelo de nuevo, pasándole los dedos con suavidad hacía atrás, luego volví a agarrarle de la cabeza.

-Abre la boca.- Ordené.

Ana me miraba a los ojos, como si me implorara algo, abrió la boca despacio, sacando un poco su lengua, como si no se atreviera, pero le empujaba el morbo y el deseo.

Coloqué mi polla en su lengua, igual que antes, y la fui metiendo dentro de su boca, despacio pero a fondo, y cuando llegué casi a la misma profundidad, Ana cerró la boca en torno a mi polla con fuerza, evitando que la hundiera más adentro.

Empecé a mover mis caderas despacio, ella me miraba, me encantaba notar su boca, succionaba cuando mi polla se retiraba hacía atrás y se le hundían los carrillos.

Poco a poco fui acelerando, me empezó a mirar nerviosa conforme ganaba velocidad, pero aguantaba las embestidas.

Se la saqué de golpe para darle un respiro, aprovechó para cerrar su boca como para tragar y recoger la saliva que tenía acumulada, mientras yo me la meneaba casi en su cara.

-Abre la boca.- Volví a decirle.

Ana obedeció, preparada para otro asalto. Se la metí hasta el fondo, no esperaba que se la metiera tan de golpe, y tensó su lengua como protección, la saqué de nuevo.

-Abre la boca.- repetí meneándomela justo enfrente de su boca.

Me miró como intentando implorarme que fuera más despacio, pero no tenía intención de hacerlo. En cuanto abrió su boca se la volví a meter de nuevo a fondo, y Ana tuvo un principio de arcada. La saqué de nuevo.

Pero no le di tiempo a reaccionar.

-Abre.- Le dije empujando mi polla hacía su boca.

Ana abrió la boca sin que le diera tiempo a tragar, ni reaccionar, solo pudo tragar aire en una sola aspiración larga. Se la metí de nuevo y empecé a follarme su boca rápido y sin parar, solo la sacaba para darle un leve respiro mientras me la meneaba y volvía a empezar.

Empezó a babear, del trajín, no le daba tiempo a tragar la saliva que generaba, y cada vez que le sacaba la polla salía un goterón largo mientras tragaba aire como podía.

-Joder que boquita tienes!- Solté al sacar de nuevo mi polla.

La cogí de la barbilla y le obligué a mirarme, estaba llena de babas. Le pasé los dedos por los labios, limpiándola, y me agaché para besarla.

Recibió mi boca de la misma manera, adelantando su lengua y besándome con deseo, perfecto, pensé, era lo que necesitaba para notar que todo iba bien. Me invadió el dulce sabor de su boca mezclado con el de mi polla, Ana seguía clavándome la lengua y yo no quería ser menos, así que jugamos un momento a ver quién invadía la boca del otro, en una dulce guerra de lenguas. Me la quedé mirando unos segundos y volví a levantarme.

-Abre la boca.- Dije otra vez.

Ana se preparó de nuevo para repetir, ya sabía lo que le esperaba, así que abrió la boca colocándose, haciendo base con su lengua. Metí de nuevo mi polla y volví a bombear rápido y sin parar.

No iba a darle cuartel, mi objetivo era que se sintiera utilizada, quería humillarla, ver hasta donde era capaz de aguantar. Sin embargo, Ana, en lugar de detenerme se entregaba, me tenía alucinado, y eso hacía que me creciera más, buscando su límite más lejos.

De vez en cuando cortaba el ritmo, sacándosela de la boca y peinándola, dejando que respirara, ella me miraba y miraba a mi polla, como si esperara cuando iba a repetir, mientras me la meneaba a escasos centímetros de su boca, y entonces me la agarraba y Ana sabía lo que le venía, abriendo su boca para recibir mi polla. Se la hundía todo lo que podía en la boca, llegando a veces a toparme con su límite, donde Ana hacía un pequeño reflejo de arcada.

Todo aquello empezó a superarme, y empecé a acercarme peligrosamente al límite de correrme.

Quería estirar más la cosa, pero ver a Ana tan entregada, me estaba superando, todo lo que habíamos hecho hasta el momento, empezaba a llevarme a esa línea de no retorno.

Saqué de nuevo la polla de su boca, Ana respiraba de nuevo recuperando el aliento, y yo me la meneaba muy despacio, sabiendo que el límite estaba ahí.

-Abre esa boquita… Ufff… me tienes al límite… voy a correrme!- Le dije levantando su barbilla para que me mirara.

Ana tenía los ojos rojos, y la boca y la barbilla brillando por las babas, el maquillaje que llevaba en los ojos se le había corrido, dejando unas marcas oscuras y largas desde sus ojos hasta sus mejillas, me daba un morbo tremendo verla así.

No le avisé con intención de pedirle permiso para correrme en su boca, sino para que supiera que lo iba a hacer. Ya la había visto en el video recibiendo la corrida de Marc, así que no era una mojigata, ya había probado el semen de otro, ahora probaría el mío. Ana era mi juguete, ella misma me lo había dicho antes de empezar. Y quería dejarle claro que era así como la iba a tratar.

No era una venganza, era puro morbo y deseo.

Coloqué mi polla justo enfrente de su boca, y Ana la abrió mirando directamente a mi polla, alargando su lengua, como si esperara recibir mi corrida.

-Abre la boca.-Le dije tirando de su cabeza un poco hacía atrás.

Se sorprendió un poco, quizás pensó que iba a correrme como le había visto hacer a Marc, tirándole la corrida sobre la boca, pero no, yo necesitaba sentir su boca.

Se la metí de nuevo bombeando, y con cada embestida sentía que me acercaba más al orgasmo, pero era como estar al borde de un abismo y no llegar a caer, sentía una sensación aguda en la punta de mi polla, sabiendo que de un momento a otro estallaría, pero me faltaba ese empujón para caer al vacío.

No me retenía, para nada, deseaba correrme como nunca, pero por alguna razón mi corrida no acababa de llegar.

Bombeaba en su boca cada vez más deprisa, resoplando, incluso empecé a temblar, Ana me miraba, luego miraba a mi polla, empezó a succionar con fuerza. Tuve que sacar la polla de su boca y meneármela para acabar de sentir que explotaba, succionaba tanto que sonó un sonoro “plop!” al sacársela.

Inmediatamente se la metí de nuevo sintiendo que explotaba de forma inminente, mi cuerpo se tensó.

Tenía a Ana agarrada por la cabeza, ella abrió su boca recibiendo mi polla y succionando con fuerza. Se la hundí hasta el fondo y permanecí así un segundo sintiendo que me estremecía, luego volví a moverme, sin llegar a sacarla, para hundirla de nuevo todo lo que pude, y exploté.

-JoodeerrR!! OOoouuuuuhhh!- Solté sin poder evitarlo.

Ahora era yo el que gimió estremeciéndose, el que temblaba. Me empezaron a temblar las piernas, sintiendo como si estuvieran a punto de fallarme.

Sentí como le llenaba la boca a Ana, como se hinchaba mi polla con cada espasmo, saliendo un chorro de leche cada vez, y haciéndome soltar un gruñido con cada uno. Había sido todo una locura tan excitante, que mi corrida fue muy intensa, alucinante, descargando toda la tensión sexual acumulada. Descargué una gran cantidad de semen en su boca, notaba como salía cada uno de los chorros y le inundaban la boca, sintiendo el calor que desprendía mi corrida en su boca.

Ana cerró sus ojos recibiendo cada chorro, le apretaba la cabeza contra mi polla fruto del orgasmo, sin poderme apenas controlar, notaba como apretaba su lengua contra la punta de mi polla para no ahogarse, y hacía fuerza hacía atrás con su cabeza, pero yo la sujetaba con mis manos sin dejarla recular un milímetro. Cerraba sus ojos con fuerza, y vi que tenía más de medio tronco dentro de la boca.

-Uuufff!- Suspiré recobrando un poco el control.

Retiré mi polla lentamente sin llegar a sacarla, temblando aún. Ana se relajó un poco, notaba su lengua rozar la punta de mi polla con una sensación eléctrica. Alzó sus ojos buscando los míos.

Me di cuenta de que ahora era yo el que se mordía los labios con fuerza, y el que hinchaba mucho su pecho intentando calmarme y recuperar el aliento, tenía tal subidón que cogí aire y le solté:

-Trágatelo!- Le dije entre dientes.

Continuará…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s