ADÁN ECHEVERRÍA

 

Uno tiene que soltarse en las cantinas

o seguir sangrando de la nariz por tanto polvo

que si de polvo hablamos

nada de polvo enamorado que el amor es una lata vacía

un barrepiés que no nos deja nada

la caricia y la nada

la costilla y la nada

y la nada que todo significa

carcome los años las arrugas y el rencor

o la agridulce luna que todo nos anuncia

negritud insana de malportarnos con nosotros mismos

aquella nada maldita

que cala como una espina de niebla

cual si uno fuera espantapájaros

en cruz para este puerto de paradigmas

para este valle de lágrimas

donde sólo queda más el olor a muerto

el olor de las cantinas donde no me dejan fumar

pero si me dejan tocar a las meseras

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s