NOELIA JEM
En puertas de lo prohibido, meto la mano sacra inventado mil excusas. Así, oscilante muere en mi cama aquel aguerrido hombre de mirada intensa.

Poseo en delirios el universo y sus estrellas, el tótem de sus brazos jalándome fuerte, abrazando mis mareas, yaciendo en mi cama hasta que yo lo venza.Y no lo amé, sólo a ratos, a cortos plazos, en el momento del clímax, también en varios orgasmos.

http://enmisotrasvidas.wordpress.com/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s