SIX

En la ducha encendí el agua caliente y la dejé correr sobre mi cuerpo, mi cabeza no podía pensar en otra cosa. Sospechaba que Ana y Marc estaban liados, pero confirmarlo era otra cosa. El agua caliente me trajo de nuevo aquellas imágenes a mi cabeza, a Ana arrodillada jugando con la polla de Marc, como lamia todo el tronco, o la punta, y luego se la metía una y otra vez en la boca. Ana era tremendamente morbosa, por sus modelitos, y su manera de vestir y moverse, alguna vez me la había imaginado a cuatro patas, lo típico, en alguna fantasía. Pero verla en acción era totalmente diferente, aun temblaba de la impresión. No me quitaba de la cabeza ese momento en el que Marc se corre y a Ana le van cayendo goterones en la boca, y esta los recibe con la lengua extendida, con ganas, entregada de aquella manera. Se me puso la polla durísima bajo el agua caliente, no pude evitar agarrármela y empezar a meneármela. Mientras, mi mente no paraba de repetir aquel video, una y otra vez, incluso empecé a fantasear con que el del video era yo, cosa que me puso mucho más cachondo. Aceleré aquella paja bajo el agua caliente, y comencé a imaginarme como me follaba aquel coñito tan delicioso, y mi mente, fruto del delirio del placer, conforme avanzaba aquella paja empezó a trazar un plan imposible.

Y si la obligaba a hacerme una mamada como la del video?? O mejor aun, y si le proponía intercambiar el pendrive por dejarse follar como yo quisiera??

Ahora tenía un arma con la que poder hacerla mía, para lo que yo quisiera.

Ufff… Cuanto más me la meneaba, más me la imaginaba recibiendo de mi parte, a mi ordenes, me estaba imaginando que esa posibilidad ahora podía ser real, así que imaginaos el morbo que sentía, mi mente me enseño a una Ana arrodillada a cuatro patas insultándome como lo solía hacer, pero dejándose hacer sumisa mientras mi polla la taladraba.

Me corrí bajo el agua con un subidón alucinante.

Luego al relajarme, mientras me duchaba, me entraron remordimientos, no podía creer lo cabronazo que era solo de pensar en aprovecharme de ella haciéndole chantaje, yo no era así. Aunque la idea me había puesto muy cachondo, no era más que eso, una fantasía.

Estaba hecho un lio. Iba a usar esas imágenes para mantenerla a raya, nada más.

Aunque aquello me había dado muchísimo morbo, tanto que me di cuenta que la idea me tenía nervioso, y aun me calentaba. Quizás el chantaje no fuera una opción, pero jugar con ella, para ver como reaccionaba, si que podía hacerlo. Total, ahora tenía algo con lo que mandarla a callar si se ponía pesadita.

Salí de la ducha desnudo, tan solo con la toalla anudada en mi cintura, Ana estaba frente al portátil tecleando, el aire olía de nuevo a tabaco, me di cuenta de que había registrado mi mochila, seguramente buscando el pendrive, todo estaba revuelto. Daba igual, si lo tenía, yo ya sabía la verdad, y con eso había suficiente.

Alzó la vista hacía mi, y se sorprendió al verme solo con la toalla, me la había anudado bastante baja, por supuesto a propósito. No era una toalla grande, y solo me tapaba lo justo.

Ana me repasó de arriba a abajo fugazmente.

No soy un obsesionado del cuerpo ni nada de eso, me gusta conservarme bien, no estoy gordo, me gusta hacer deporte, antes iba al gimnasio, pero no por conservar la figura ni esas cosas, sino porque me gustaba relajarme haciendo ejercicio, no es que tenga una tableta de chocolate, ni músculos muy marcados, pero me conservo bien, no estoy musculado, nada de eso, pero no soy un tirillas, algo de musculo en los brazos si que marco, y tengo los hombros algo anchos pero es debido al trabajo.

Siempre he tenido trabajos de esfuerzo, ya sabéis cargar, descargar o trabajar con maquinaria.

Aunque en esta empresa no haga grandes esfuerzos, es el primer trabajo tranquilo que he tenido, aquí si que muevo cosas y toco herramientas en el taller, pero no son comparables con herramientas mas pesadas, o pesos mas acusados que he llevado.

Aun así me conservo bien, pero no soy un chico de esos que buscan el musculo, tomando batidos de proteínas y todo eso, simplemente es que no quiero engordar y me gusta verme así, como soy.

No tengo pelo en el cuerpo, más que en la cabeza, que me suelo cortar bastante cortito, y la barba, que me la suelo dejar un poco a mi aire… vamos, lo que es pereza por afeitarme cada dos por tres. Y ya que estamos, los únicos pelos que se me ven, son un reguerillo de pelos que empiezan poco a poco bajo mi ombligo, hasta que llegan a mi polla, aunque me los cuido y recorto para que no se vean muy largos, lo aprendí con una exnovia, que le ponía mucho que tuviera poco pelo abajo, hasta el punto de llegar a afeitarme los huevos, solo conservo pelo sobre la polla, en el pubis, y desde entonces, he conservado la costumbre.
La verdad es que estoy bastante contento con mi cuerpo, nunca he tenido demasiados problemas para ligar, las chicas dicen que soy mono, aunque actualmente no estoy con nadie, prefiero la libertad de hacer un poco lo que me dé la gana.

-Si que has tardado…- Me soltó sin dejar de mirarme de arriba a abajo.

Aunque esta vez ya no me lo dijo gritando, más bien como una afirmación de lo evidente. Notaba como sus ojos me miraban a la cara pero bajaban unos segundos a mi cuerpo, para luego volverme a mirar a los ojos. Lo que me llamó la atención es que ya no me gritaba, su tono era neutro y apagado.

Decidí empezar a jugar.

-Es que esta vez si que me la he pelado… Que quieres que te diga, no lo he podido evitar pensando en esa boquita…- Le dije con cierto tono burlón apretándome la polla por encima de la toalla.

Abrió la boca sin acabar de creer lo que le había dicho.

-Eres un cerdo.- Me dijo con el mismo tono neutro.
-Ya… Y qué?- Me encogí de hombros.

Se hizo un silencio en la habitación por unos segundos, creí que me contestaría, me insultaría o algo, pero nada. Ana se tragaba su orgullo.

Que cosas.

-Marc no va a venir.- Me soltó cambiando de tema.
-Qué?- Pregunté sorprendido.
-Que no volverá.
-Por qué? Y la feria?- Pregunté incrédulo, no entendía nada.
-Dice que no quiere pagar otro vuelo, me ha preguntado si nosotros nos podemos encargar, y le he dicho que sí. Así que no vendrá.- Me explicó.

Hablaba sería, como derrotada. Me sorprendió su decisión. Nos podíamos encargar nosotros de todo aquello? Suponía que si, ya que mi jefe lo único que hubiera hecho era dar por el culo. Pero aun así me sorprendió que no viniera. La miré extrañado, no sería que lo había convencido para no venir? Por si yo le soltaba algo, sabiendo lo que sabía ahora?

Ana era capaz de cualquier cosa. Me miraba de manera extraña, como si le costara decirme algo que intentaba decirme.

-Por favor… No digas nada.- Dijo de repente con la voz entrecortada.

Me estaba mirando con ojitos de corderito degollado, y lo siento, pero estaba disfrutando de ello, por fin dejaba de meterse conmigo, por fin dejaba de ser la arpía creída de siempre.

-Eso depende de como te portes estos días.- Dije haciéndome el duro.

Ana levantó la barbilla sin dejar de mirarme, le había tocado el orgullo, pero no dijo nada.

-A… Que te refieres?- Preguntó con un hilo de voz evitando mirarme.

Dejé pasar unos segundos antes de contestar. Ana le costaba mirarme, apartaba la mirada continuamente.

-A que estoy harto de gritos, de insultos, de contestaciones impertinentes, he venido a trabajar no a pelear todo el rato, por desgracia me toca compartir todo esto contigo, así que me gustaría que fueras más amable… Incluso más simpática y cariñosa, ya que nos ponemos.- iba a ser directo, sin contemplaciones, no las merecía.

Ana agachó la cabeza, apagó el ordenador y se levantó, dirigiéndose hacia mí.

-Voy… a ducharme.- Dijo en un tono derrotado pasando por mi lado dirección al baño.

Continuará…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s