SIX

Al día siguiente, tres cuartas partes de lo mismo, a primerísima hora estaban los del transporte urgente dejándome el material al pie del stand, me tocó levantarme muy pronto para estar allí, y Ana se quedó dando una o dos vueltas más en la cama, Pasé de despertarla.

A media mañana, Ana se dignó a aparecer por el stand, en camiseta y pantaloncitos cortos, y unas bambas cómodas, todos los currantes de por allí la miraban al pasar, por lo visto eso tampoco cambia en Francia.

Y me hubiera alegrado de verla con aquel pantaloncito, si no fuera porque no la soportaba y por la colección de quejas como saludo con la que se presentó en el stand. Que si las cosas no estaban bien, que si el proyector no se veía bien, que había colocado cosas al otro lado.

Ya no lo aguanté más y la mande a la santísima puta mierda a gritos subido en la escalera. Todos los que estaban alrededor nos miraron.

-Llevo dos putos días aquí metido intentando hacer que esto funcione Ana! Vete a la puta mierda tú y tus opiniones! Si no te gusta te jodes! Yo he hecho lo que he hecho con lo que tengo. Si no vas a ayudar, pirate! Vete a la mierda y no vuelvas!- Le dije a gritos subido a la escalera.

Nos dijimos cuatro o cinco cosas más y se piró. Lo bueno es que me puso de tan mala leche que iba a todo trapo, y acabé muchas cosas antes de tiempo, incluso se me olvidó que tenía hambre.

Al cabo de casi una hora volvió a aparecer, y no se si se lo pensó o que demonios le pasó por la cabeza, que me sorprendió con unos bocadillos y digamos, bastante más amable.

-Te he traído un bocadillo, por qué no paras un poco y comemos?- Me dijo en un tono más amable.

Tampoco es que fuera la amabilidad y ternura personificadas, lo dijo de manera seca, como quien le habla a un extraño, solo que no usó ese tono con segundas que solía usar.

Decidí enterrar el hacha de guerra si ella no se pasaba más, total, hacía rato que me rugían las tripas, y la idea de comer hizo que me entrara hambre de repente.

-Esta bien.

Nos sentamos en la mesa que teníamos en el mismo stand, y nos zampamos los bocadillos casi sin hablarnos, por lo menos había tenido la buena idea de traer unas cervezas frías para bajar el pan.

Cuando acabamos de comer, volví al curro, y Ana se puso a copiar los archivos de la demo en el portátil que usaríamos como principal, por fin me ayudaba en algo!

Acabé antes de lo previsto, y Ana, como no podía estarse callada, volvió a decirme que el proyector no se veía. Traté de hacerle entender que cuando la feria estuviera en marcha las luces que daban en la pantalla no estarían encendidas, y que entonces se vería todo. Me acusó de tratarla como una tonta y volvió con lo de que lo había montado como me había dado la gana y que era todo una puta mierda.

Acabamos discutiendo otra vez, y ella se piró para el hotel dejándome a mi a que acabara algunas cosas.

En serio que no la soportaba.

Decidí no ir directamente al hotel, darme una vuelta para despejarme, y comprar cosas para cenar, así no me pasaría como la noche anterior que me cerraron todas las tiendas. Y por supuesto pillé unas cuantas cervezas, el alcohol sería lo único que me ayudaría a soportar a la arpía que tenía en el hotel.

Cuando llegué, algo había pasado. Ana estaba de los nervios, blanca como la leche, y toda la habitación olía a tabaco, no fumo y no me gusta el olor a tabaco, toda la estancia estaba muy cargada, se me hacía insoportable.

-La he cagado.- Me soltó mirando a la nada.
-Qué? Qué pasa? Que ha pasado?- Dije sin saber de qué iba la cosa.
-Joder! La he cagado!- Me dijo mirándome por fin.

Ana se levantó y comenzó a andar de un lado a otro frente al portátil que tenía en la mesa.

-Ana, que mierdas pasa?- Dije ya mosqueándome.
-Estaba… He abierto… Joder, le ha entrado un virus al ordenador! Se ha jodido todo!- Me gritó.
-Que??

Me apresuré a mirar el ordenador, y para empezar no encendía, se reiniciaba todo el rato. No me lo podía creer, el ordenador principal, el ÚNICO que tenía el programa de la demo, y que teníamos configurado para el stand, estaba muerto.

-Que coño has hecho?- Le dije.
-Puedes arreglarlo?- Me contestó medio lloriqueando.
-No lo sé, que le has hecho?
-Tienes que arreglarlo!- Me gritó
-No me grites! Te digo que no lo se!
-Joder! Joder! Joder!- Comenzó a decir.
-Ana, me cago en la puta, mañana… la feria…- Comencé a decir llevándome una mano a la cabeza.
-Tienes que arreglarlo! Tienes que hacerlo!- Comenzó a decirme suplicando como si cantara una cancioncilla.

Vaya, me dije… la zorra ahora me suplica a mi que le arregle el marrón que ella ha montado.

Me puse a mirar el ordenador, me tiré un buen rato intentando averiguar que había pasado, y Ana no paraba de rondarme con cara de preocupación, mordiéndose las uñas. Asustada no parecía tan déspota y prepotente, que curioso.

-No te quedes ahí mirando, tráeme una cerveza…- Le dije sin apartar la vista del ordenador.

No me hizo falta mirarla para saber que se estaba tragando el orgullo, sonreí en cuanto se dio la vuelta, no pude aguantarme.

Ana trajo la bebida y me la ofreció.

-Gracias, no te tomas tu otra?- Le dije por darle conversación mientras pasaba un programa para arreglar el inicio al pc.
-Eeh? No… Mejor que no… Estoy preocupada.- Me dijo con un hilillo de voz.
-Pues entonces, ves haciendo algo de cena que yo tengo trabajo para rato…- Le dije con cierto tono sarcástico para que notara que se lo decía por lo que me soltó ella el primer día que me hizo bajar a por las pizzas.

Ana suspiró, pero ahora tenía la sartén por el mango. En realidad, hacía un rato que no estaba tan preocupado, porque prácticamente ya lo tenía arreglado, al parecer le había entrado un virus que no era muy potente, simplemente había afectado al arranque, con suerte a nada más, El problema era que el portátil no encontraba windows para arrancar, porque lo buscaba en otra parte. Ana me había contado que le había salido unas ventanas con un aviso de virus, y se había asustado apagando el ordenador de golpe, y este había dado un error en el sector de arranque, pero nada que no estuviera solucionando ya.

Ella estaba haciendo algo en la cocina, a saber si la zorrita sabría cocinar, por mi parte iba a estirar este marrón todo lo que pudiera y hacerla sufrir un buen rato, era mi manera de vengarme, y estaba disfrutando de ello.

De vez en cuando Ana salía de detrás de la barra que había en la cocina y me miraba para preguntarme que tal iba, y hacía ver que estaba todavía buscando una solución, cuando lo único que estaba haciendo ya era pasarle de nuevo el antivirus.

Me lo estaba pasando bien, no sentía ninguna pena por ella, llevaba días tratándome como a una mierda, un poco de su propia medicina no le iría mal. Además, le había puesto al antivirus el scanner más bestia, el que lo escanea todo y tarda un huevo, o sea, más tiempo para tenerla bajo control.

Sin querer se me escapaba una sonrisilla mirando hacia la cocina, viendo como asomaba su cabecita preocupada hacía mi.

Cuando de repente, al devolver la vista a la pantalla veo que el ordenador esta escaneando una carpeta llamada “privado” en donde hay una serie de “jpg” y “mp4” que me llamó la atención, me fijé en la ruta y vi que estaba metida en un sitio que no era el correcto. Ninguno de esos archivos formaba parte de la demo que yo había copiado, y mucho menos la ruta donde estaban.

Me llamó mucho la atención.

Rápidamente dejé en segundo plano el antivirus, y me dirigí a esa carpeta, me costó un poco encontrarla, porque el antivirus solo mostró una parte de la ruta. Cuando la encontré, la abrí nada más verla.

Estaba llena de fotos y algún que otro video, alcé la vista y Ana seguía liada con la cena, el escaneo hizo que el ordenador tardara un poco en cargar las vistas en miniatura, y cuando estas empezaron a cargar vi que eran fotos porno.
Automáticamente busqué con la mirada a Ana, por si miraba o algo, no quería que me pillara fisgando, pero seguía a lo suyo, por alguna razón me estaba poniendo muy nervioso.

Aquel portátil era el que solía usar Ana en la oficina, nos lo habíamos traído porque yo tenía un sobremesa, y Marc se había llevado el suyo de nuevo a España.

Decidí abrir la primera foto, tardó en cargar, y cuando lo hizo se veía el cuerpo de una chica en bragas, con unas tetas perfectas, redondas y bien puestas, con los pezones claritos casi del mismo color de la piel del pecho, unas tetas muy bonitas, y un cuerpo también precioso, con una cinturita larga y esbelta, y unas caderas estrechas, pero justas para hacer la figura preciosa. A partir de unas braguitas azul celeste con adornos blancos, empezaban unas piernas finas y largas, con un espacio entre los muslos donde diría que le cabían unos tres o cuatro dedos, dibujando un corazoncito estre sus piernas muy bonito y sexy. Era lo único que se podía ver, la foto había sido tomada en plan rápido, y ni siquiera salía la cabeza de la protagonista, como si se hubiera disparado antes de tiempo, todo en plan muy amateur.

Volví a mirar hacía Ana, me estaba mirando, me sobresalté un poco.

-Como va?- Me preguntó con un plato en la mano.
-Uff… Bien, aun tengo para un rato.- mentí.
-Entonces lo has arreglado?
-Depende de lo que me diga el antivirus, como haya tocado algo de la demo, a la mierda todo…- Le dije en plan dramático.
-Joder…

Ana suspiró y se giró de nuevo a lo suyo.

Como estaba en frente de ella, Ana no podía ver la pantalla. Aun así, por puros reflejos había cerrado la foto y la carpeta, y tuve que volver a buscarla.

Cuando abrí la carpeta, cliqué sobre la siguiente, y más de lo mismo, salía el cuerpo de una chica, que estaba muy buena, pero no se veía su cara, todas las fotos estaban tomadas hacía abajo, incluso en un par de ellas salía con las manos hacia adelante, como si empujara la cámara, impidiendo que le tomaran las fotos. Comencé a darle al botón de siguiente hasta que una foto casi me tira de la silla.

Continuara…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s