XAVI ALTA

Verónica. 8

La revisión del examen estaba prevista para el último lunes de mes a las 4 de la tarde. Eso rezaba la nota colgada en el panel informativo adyacente al despacho 17. Las puntuaciones serían publicadas el domingo anterior vía web, en el blog personal del profesor Ayala.

A Verónica no le gustaban nada los métodos del docente. Era mucho más soberbio y prepotente de lo que aparentaba, que ya era bastante. Encima, publicar las notas en un blog personal, según él profesional pues recibía innumerables visitas de académicos, antiguos estudiantes y curiosos, donde cualquiera podía conocer las limitaciones de los alumnos, la sacaba de quicio.

A Paula no le parecía tan grave, pues no veía diferencia en colgar las notas en un plafón de corcho en un pasillo de la universidad, igualmente público, a publicarlas en un blog pues podías verlo desde casa sin necesidad de desplazarte a la facultad. Claro, ella había sacado la mejor nota del curso, un 8,7, qué cabrona, pero tanto Vanesa como ella habían suspendido. ¡Espera, no puede ser, Vane había sacado un 6 pelado! Ella, en cambio, un 5,5. ¡Hija de puta! ¡Hijo de puta!

Yoli, finalmente, no se había presentado.

Tal como esperaba, la cola para revisar el examen era larga. De 48 estudiantes presentados habían suspendido 37, así que debía armarse de paciencia y esperar. En seguida vio que Ayala se ventilaba a los alumnos muy rápidamente. Tres o cuatro minutos como máximo era lo que aguantaban en el despacho, además entraban de dos en dos. Por lo que comentaban los finiquitados, “no te hace ni puto caso y te humilla delante del compañero que también entra para ver su examen”.

La cabeza de Vero empezó a trabajar. Ella era diferente y ahora debía demostrarlo. Decidió que entraría la última. Contó a las personas que aún estaban en la cola, 19, y decidió ser la impar, la única que entraría sola. Así que se fue a la cafetería a tomar un café mientras los demás pringados hacían cola. No sabía cómo lo abordaría, pero no creía que el rollo putón le funcionara. Tendría que improvisar sobre la marcha y eso era algo a lo que no estaba acostumbrada.

Treinta minutos después volvía a asomar su espectacular cuerpo por el vestíbulo de los despachos de los profesores. Se cruzó con dos de ellos antes de llegar al número 17 y confirmó, con orgullo, que en ambos casos la hubieran aprobado sin mucho esfuerzo, a tenor de las miradas con que se la comieron. Eso le dio ánimos, además de confirmarle que un hombre, por narcisista que sea, sigue siendo un animal poco racional ante los estímulos adecuados. El plan sería el acostumbrado, y punto.

Ante la puerta del despacho quedaban 4 alumnos, tres chicas y un chico. Salieron dos chicas, con mala cara la rubia, lágrimas en los ojos la morena, y entraron los otros dos. Ya queda menos, pensó. Y así fue, casi sin darse cuenta se encontró cruzando la puerta del despacho, desabrochándose el botón de la blusa que permitía ver medio sujetador y todo el canalillo, anunciándole al Profesor Ayala que ella era la última. El hombre respondió como solían hacerlo todos los humanos de su mismo género, un repaso visual de arriba abajo, aunque no pareció sentirse impresionado.

Vero no salió contenta de la revisión del examen. En el Haber podía contar con que había estado más de diez minutos en el despacho. También podía sumar no haber dejado indiferente al profesor Ayala. E incluso, estaba convencida, había despertado su lívido. En el Debe debía anotar un único asiento: cero. Nada. Salía tal y como había entrado, con la misma nota, el mismo botón desabrochado, pero mucho más cabreada. ¿Quién coño se creía que era este cretino?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s