PENÉLOPE

 

Sussan es una chica con un alto cargo en una compañía de comunicación, está acostumbrada a dirigir todo y esto lo ha llevado al terreno personal.

Su pareja es sumisa y acepta todo lo que le propone pero necesitan innovar en su relación.

Sussan visitó a un especialista para que le aconsejara que podía hacer para que su pareja se implicara.

Te propongo un juego …. en el que folles con un hombre y dejes que tu pareja participe  después me cuentas todo.

Lo que has sentido, donde mirabas, en que te fijabas, en fin todo con detalle incluyendo el escenario , ropas, etc….

Sussan aceptó el reto y lo propuso a su chica

Anoche hice caso, hable con mi pareja y propuse compartir ejercicio con hombre.

Busque a un chico en páginas de contactos, hice una selección y  elegí a un universitario. Con un físico que me atraía y con buena educación.

Le invitamos a nuestra casa y tomamos un par de vinos para conocernos un poco mejor y poner reglas.

Cuando el ambiente estaba caldeado y cachondos con la conversación, le llevamos al dormitorio.

las dos nos desnudamos y le desnudamos a el, se puso en medio de las dos y jugo con nosotras, con tocamientos.

A una y a la otra nos tocaba los pechos y los coños. Mi pareja me miraba y viendo mi excitación, se implicó más en el juego.

Empezó a acariciarme también, a mi pareja no le gustan las pollas, así que seguía dedicándome sus caricias.

El chico jugaba conmigo y mi pareja  también, yo estaba en el limbo. Manos por todas partes, cada vez más cachonda, mi piel estaba electrizada y un sin fin de sensaciones que me gustaban.

Me tumbaron en la cama y el me chupaba el coño y ella mordisqueaba y chupaba los pechos.

Ella se puso en posición de perrito sobre mi, poniendo su coño a la altura de mi boca, empecé a chuparle la vagina.

Después ella se tumbó en la cama y fui yo la que se puso a cuatro patas sobre ella. El estando de pie metió su polla en mi vagina por detrás, agarrándome las caderas.

Notaba su excitación, empujaba con fuerza hasta el fondo. Sus gemidos decían que estaba disfrutando mucho, mientras mi pareja me chupaba el coño y yo a ella, estuvimos un buen rato en esa posición.

Un grito de él y sacó la polla y se corrió sobre mi culo, al oír los gemidos de él, las dos empezamos a gemir y estallamos

Fue un disfrute único.

Después nos lavamos y el chico se despidió y se marchó. Nosotras después de vestirnos hablamos de la experiencia, nos gusto mucho este ejercicio. Como no se nos había ocurrido antes.

Ella propuso y pidió que teníamos que repetirlo otra vez, nos gusto mucho,  ella se puso muy cachonda, como nunca, viendo como yo disfrutaba y lo pasó muy bien.

Fue una experiencia muy buena, nos gusta este ejercicio y Nadie, nunca nos había dicho esto.

penelope.estudios@hotmail.com

womanpenelope.wordpress.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s