ROCÍO PRIETO VALDIVIA

 

Quisiera gritar por mí, por ellas

Pero la voz cercenada se corta al escuchar el gélido sonido

De los niños que tienen hambre, frío.

El grito se va ahogando en mis entrañas al ver las noticias

¡Una más, la primera del año!

Anuncian con bombo y platillo.

Atrás quedó mi grito por aquéllas que son muebles

“Por las mujeres botín de guerra”

“por las flores del desierto”

“ por las niñas en alerta  amber”

¿ahora que sigue?

¿Un grito por mí?

¿Un grito por ellas?

¿Un minuto de silencio?

Quisiera que todo fuera un sueño

Pero no es así hoy a muerto “Karen Castro”

Mañana tal vez sea yo por no callar,  por no guardar silencio

Por no ser un ama de casa,  por ser rebelde,  por gritar y gritar

Por ellas las muertas de mi baja California.

Se me acaban  mis fuerzas,  al ver en la calle niños con hambre.

¡Cercenada esta mi garganta!

Y mis entrañas se hacen nudo.

¡Es tiempo de callar!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s