ADÁN ECHEVERRÍA

Cierro los ojos y tu imagen y semejanza son el mundo

César Moro

hay un croar muy digno de nuevo en el cerebro

el pantanoso ciclo que nombrara tu presencia

a ratos salta que salta    el corazón de un sapo

y todos en la granja nos enlodamos siempre los tacones
este mi camisón como el abuso para tanta lluvia

para mi piel las gotas salamandras

donde la luz acuosa me dibujó una vaca

que con su lengua raspa y engulle el polvoso cieno
porque en el cieno quedo de tanto arrebujarte

de tanto contemplarte dado disco distensión inerte

y ya no quedan olores en los rieles de mercurio

ni en esta vía láctea reflejada en la laguna
ay mi querida rana ay mi renacuajo

creciendo en mi placenta me das las abluciones

y ni la vaca puede lo que no puede el sapo

contener el corazón que brinca sobre mi cama
aquel corazoncito mío de ilusiones rojas

eres mi dios querido encajonado y muerto

acá en el polvo en la llanura las flores su arrebato

ahí bajo cortinas la equidistante lluvia

dentro del camisón la inerte salamandra

el párpado lodoso para mirarte dúplex

ésta eres tú y las letras ésa eres tú y las ranas

para este pasto ardiente que incendia la arboleda

el charco y el potrero donde pastar el tiempo

como la ingenua vaca la desquiciada rana

crecida en el recuerdo:

 

masca que masca la vaca

croa que croa la rana

y entre la rana y la vaca

el lodo

…se llevó mi corazón al río

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s