BETO BROM

La competencia estaba en su apogeo.

Decenas de hábiles artistas empleaban sus maestrías para conseguir que su Castillo de Arena sea el elegido en este certamen organizado en la playa.

El sol acompañaba al plácido mar en este día de alegría que gustaba a grandes y chicos.

Un niño de escasos diez años trataba de crear, con sus pequeñas manitas, pero con su gran imaginación, un diminuto castillito sobre una roca abandonada por el tiempo.

Dos cangrejos se acercaron y sin siquiera intercambiar palabra con el niño, decidieron ayudarlo y ni lerdos ni perezosos se dijeron, -manos a la obra-

Iban venían…arrastraban minúsculos granos de arena y uno a uno los depositaban sobre la roca; el niño los ayudaba como si de un plan acordado se trataba.

Era un espectáculo ver con que énfasis trabajaba el trío. Al poco tiempo, el castillito fue tomando forma…allí las torres…las paredes…algunas ventanitas, inclusive una rampa de entrada…

Cuando finalizó el tiempo estipulado, ya era una multitud la que se había acercado para observar la obra de arquitectura del niño.

Los organizadores no tuvieron dudas al respecto y por unanimidad otorgaron el 1er. Premio al que fue llamado  “El Castillo de la Amistad”

…y colorín colorado, este cuento se ha terminado.

 

http://beto-brom.blogspot.co.il

 

*Registrado/Safecreative N°1404270668594

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s