ANA MARÍA OTERO

 

Te pido perdón porque no puedo hacerlo.

Sé que sería lo mejor.

Para ti, para mí, para los dos…

Pero me falta fuerza,

me falta valor para decirte adiós.

Sin duda ahí está la solución:

borrón y cuenta nueva,

hacer como que aquí nada pasó.

Dicen que querer es poder,

en teoría parece sencillo pero

¿dónde se encuentra la salida

cuando es evidente la contradicción

entre la premisa y el sentimiento,

entre la solución y el verdadero deseo?

Dicen que querer es poder.

¿Qué sucede cuando aunque olvidarte es lo que debo,

en realidad no es lo quiero?

 

 

http://anamariaotero.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s