MOISÉS ESTÉVEZ

Un ‘gabinete de crisis’. Así se le podría denominar. Hamsen informaba a
los pesos pesados de la compañía de la incómoda y molesta visita del
detective Anderson el día anterior. Estos se mostraron inquietos y recelosos, ya
que era algo que en principio no habían previsto. El poderoso conglomerado
extendía su control sobre jueces, fiscales, policías… pero a nadie se le ocurrió
que un insignificante investigador privado pudiera suponer un problema, sobre
todo si cupiese la posibilidad de que fuera Lisa Kudrow la que hubiese
recurrido a él.
En ese momento saltaron las alarmas, desconocían el cómo, el cuándo,
y lo más importante, con qué.
Dispuestos a resolver el inesperado contratiempo, elaboraron una
improvisada estrategia, que no por ello dejaría de ser eficaz. Decidieron, que
después del infructuoso registro del despacho del Sr. Anderson comprobarían
su apartamento, iniciando también una vigilancia más exhaustiva de sus
movimientos, incluyendo el pinchazo de sus comunicaciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s