PENÉLOPE

Llegó el día de embarcar. Mark y yo habíamos programado un crucero por la costa de Italia.

Preparamos las maletas y fuimos en coche hasta el puerto de Barcelona. Íbamos muy contentos para iniciar nuestras vacaciones. Diez días que serían inolvidables.

Dejamos las llaves al chofer del parking que nos guardaría el coche hasta nuestro regreso.

Subimos por la pasarela hacia el barco en la que nos esperaba toda la tripulación, nos saludaron amablemente y nos desearon una feliz estancia.

Un mozo cogió nuestras maletas indicándonos que le siguiéramos hasta nuestro camarote.

Abrió la puerta y la sensación de paz se hacía palpar, estaba decorado en tonos azules y blanco. Una cama de dos por dos semi redonda, tocador, televisor, armarios con puertas mallorquinas, suelo de madera. Un cuarto de baño espacioso con jacuzzi y de frente una terraza donde el paisaje era un inmenso mar.

Mark le dio una propina al mozo y cerró la puerta, guardamos nuestras cosas y nos dimos una ducha. Nos vestimos con ropa deportiva para salir a investigar todas las instalaciones del barco, que eran muchas… gimnasio, sauna, piscina, bar casino, restaurantes, tiendas, peluquería, sala de fiesta… en fin una infinidad de zonas para relajarse y olvidarse del estrés del día a día.

Tomamos un aperitivo en el bar de la piscina y comimos un tenté en pie, ya de regreso a nuestro camarote, una azafata de atención al cliente nos dio un sobre en el que contenía una invitación del capitán para la cena de gala que se organizaría en la sala de fiesta donde abría música en vivo amenizada por una gran orquesta.

Nos retiramos a descansar, dormimos cerca de dos horas. Cogimos un par de cervezas del frigorífico del camarote y nos sentamos en la terraza disfrutando de La Paz que se respiraba.

Cuando nos dimos cuenta debíamos prepararnos para la cena de gala. Nos esperaban a las 21:00h.

Llenamos el jacuzzi y nos bañamos juntos mientras charlábamos tranquilamente, no alargamos mucho el relax pues debíamos prepararnos.

Mark se puso un traje gris claro y camisa rosa, yo con un vestido negro, largo con una pequeña cola detrás, ajustado y escotado en forma de pico por delante y por detrás el escote llegaba por debajo de la cintura.

Llegamos al salón pasados diez minutos de la hora prevista. La metre nos acompañó a una mesa donde habían tres parejas y el capitán. Nos presentaron y nos sentamos. Sirvieron un cóctel de champán y comenzaron a servir la cena, vino blanco, tinto, refrescos… de todo.

La cena fue amena, todos estaban relajados y felices. La música sonaba y el capitán era muy atento con todos los invitados. Al finalizar la cena, la música sonaba más alegre y salimos a la pista a bailar, después tomamos unos Cuba libres. Eran pasadas las doce de la noche cuando decidimos despedirnos y retirarnos a descansar.

Al entrar en el camarote había sobre la mesa de la terraza dos copas de ron con Coca Cola y unas gominolas. Mark me acompañó a la mesa regalándome los oídos y alabando mi gusto en la eleccion de mi vestido, me decía lo cachondo que había estado durante la cena. Se quitó la chaqueta y me di cuenta lo cierto de sus palabras, lo abultado que estaba su pantalón, la cremallera se le abría.

Rápidamente me di cuenta que mi coño empezaba a mojarse, le pedí pusiera algo de música en su iPhone. Me deje llevar por la música moviendo mis caderas al compás con movimientos insinuantes mientras él me miraba y daba un sorbo a su copa, continue bailando para el, de fondo La Luz de la luna alumbraba mi figura.

Baje uno de mis tirantes por el que asomo un pecho, la suave brisa rozaba mi piel, poniendo mis pezones de punta. Contoneando mis caderas, baje el otro tirante del vestido, sujetándolo por la cintura ante la mirada atenta de Mark, que se restregaba la polla con una sonrisa pícara.

Con movimientos suaves, al ritmo de la música me di la vuelta, dándole la espalda, dejando caer el vestido al mismo tiempo que me agachaba para recogerlo.

De pronto tenía a Mark rozando su polla contra mi culo, se había bajado la cremallera del pantalón y sacado su polla. Me empujo para llevarme a la barandilla de la terraza y allí mismo, apartó mi tanga y me penetro por detrás. Uff me estremecí, estaba tan cachondo que podía levantarme con su polla. Me abrí de piernas y me curvé mirando la luna.

Empujaba con fuerza, mi coño goteante no quería que parara y él empujaba con más fuerza cada embite, cogiéndome de las caderas para llevarme a su ritmo. Necesito más le susurré.

Saco su polla y me llevo a la cama para tumbarme, levantarme las piernas y meter su cabeza entre mis muslos.

Su lengua rápida recorría mis labios hincados, la sacaba y metía en la vagina con rapidez para recrearse en el clitoris. Yo gemía sin descanso, tan dulce su lengua que estaba muy cachonda, no quería que parara. Sigue sigue le decía pero deseaba que no acabara.

La suavidad de su lengua me estremecía en cada lengüetazo, mi cuerpo temblaba sin control… un grito desgarrador salió de mi boca junto con una explosión que recorrió todo mi ser.

Cogí aliento, me incorporé entre mareos y le tumbé en la cama, me arrodillé y me tragué su polla. Chupe y chupe sin parar quería que él disfrutara como yo. Le agarre los huevos y los masajee mientras seguía comiendo su polla con rapidez. Después me senté sobre su polla de espaldas a él. Me levantaba con fuerza y sentaba sin dejarle un segundo.

Su polla dura me estremecía de nuevo, él decía “si continúas me correre” y yo continué pero él me agarró de la cadera y me levantó para ponerme inclinada apoyando las manos en la cama. Metió su polla en la vagina sujetando mis caderas, metiéndola y sacándola con fuerza. Unos minutos y la saco para echarme su semen sobre mis nalgas.

Después cogió una toalla húmeda y me limpio y desnudos salimos a la terraza a terminar las copas.

Un recuerdo que nunca olvidare, follar frente a la  luna como testigo

penelope.estudios@hotmail.com

womanpenelope.wordpress.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s