ESTEFY HERAS

Empezando una relación

Miro el reloj. Son ya las 02.00 de la madrugada y me resulta imposible dormir. Siento una sensación de nervios y felicidad tan intensa por todo lo que ha pasado hoy al terminar las clases, que ni puedo conciliar el sueño. Sólo me dedico a recordar una y otra vez el momento en el que Alfonso me dice que quiere que sea su novia. Sin duda este día, este 9 de enero, será siempre inolvidable para mí.

Me paso toda la noche en vela hasta que por fin suena el despertador. En cuanto lo apago salto de la cama, me pongo unos vaqueros, un jersey y unas botas y bajo a desayunar. Aún con el Cola Cao a medio terminar me coloco el abrigo y la mochila y salgo rápidamente a la calle. Mientras voy camino del instituto sigo pensando en todo lo que me pasó la tarde anterior y no puedo evitar dejar de sonreír. Estoy deseando llegar y ver a Alfonso.

Al llegar me encuentro en la puerta a Sofía y a Raúl.

  • ¡Hola Laura! Ya me he enterado de las nuevas noticias. Os deseo lo mejor parejita.
  • Gracias Raúl.
  • Oye, perdonadme un segundo, voy a clase que necesito hablar con Iván para que me preste unos apuntes. ¡Nos vemos dentro!

Raúl entra en clase dejándonos a solas a Sofía y a mí. Ésta se acerca y me da un fuerte abrazo. Me dice que me merezco lo mejor, y que se alegra mucho por mí.  Y en cuanto termina de decirlo se da media vuelta y entra en clase también.  La he notado rara. ¿Le pasará algo? Quizá estas últimas semanas me he centrado demasiado en mi historia sentimental y he podido descuidar los problemas personales que pueda tener. Tengo que hablar con ella. Pero ahora justo acaba de llegar Alfonso. En otro momento la llamaré y le preguntaré si está todo bien.

Los días pasan rápido entre exámenes y trabajos, cuando por fin llega el viernes, Raúl, Sofía, Alfonso y yo nos planteamos darnos una escapada y pasar una noche en Cádiz. A mí personalmente me encanta pasear por la playa en invierno, cuando más se disfruta es cuando menos gente hay. Me gusta estar sola, sentarme en la arena sobre una manta y no pensar en nada. Sólo dejarme llevar por el sonido de las olas y el olor a sal.

Raúl, que también es un enamorado de las playas de Cádiz, lleva varios días insistiendo en que pasemos juntos allí un fin de semana para desconectar un poco. Y al final nos ha convencido a todos.

Así que acabamos reservando un apartamento para los cuatro a pie de playa. Este será el primer fin de semana que pasemos Alfonso y yo juntos y lejos de casa, nuestro primer fin de semana romántico… Me apetece mucho esta escapada y estoy segura de que todos lo pasaremos genial. Con Raúl me llevo muy bien y con Sofía siempre tengo ganas de compartir recuerdos y experiencias.  Tenemos muchas cosas en común: nos reímos con las mismas bromas, nos encanta viajar, pasear, nos gustan las mismas películas, y las dos queremos estudiar publicidad y relaciones públicas. Es mi hermana, mi confidente y mi mayor apoyo. Ya no me imagino el día a día sin ella.

Raúl es un gran amigo de Alfonso. Se conocen desde la infancia, los dos viven en la misma calle del barrio sevillano de Triana. Desde pequeños jugaban juntos en el parque, y al crecer siguieron siendo inseparables hasta el día de hoy. Siempre cuentan el uno con el otro para todo.  Pero realmente son personas muy diferentes. Alfonso es bromista, muy

 

sociable, muy directo… No le tiene miedo a nada. Cuando acabe el instituto quiere estudiar Periodismo, y estoy segura que será un gran profesional y llegará muy lejos.  Raúl sin embargo es tímido, y algo inseguro, prefiere pasar desapercibido. Y su pasión en el futuro es estudiar contabilidad y finanzas y trabajar en una oficina. Pero si en algo coinciden los dos sin duda es en la sinceridad que les caracteriza y en que tienen un corazón que no les cabe en el pecho. Son grandes personas y conocerles ha sido lo mejor que me ha podido pasar.  Y acabar con Alfonso es un sueño hecho realidad.

Para concretar los planes de la escapada del sábado a Cádiz, decidimos ir a merendar todos juntos el viernes por la tarde, y acabamos tomándonos unos Brownies en el Hard Rock Sevilla. Raúl se muestra tan impaciente como de costumbre.

  • Oye Laura, ¿compro ya los billetes de tren por internet, ¿no?
  • Sí Raúl, cómpralos ya. Mientras yo voy reservando el apartamento. Por cierto, Alfonso, podrías pedirle a tu hermano que te preste una botella de Ron, estaría bien poder tomarnos alguna copita si nos apetece.
  • Cuenta con ello. ¿Todos queréis Ron? ¿Tú también Sofia?
  • Por mí no hace falta. Con que haya refrescos está bien.
  • Si, si. ¡Eso dijiste en la fiesta de Nochebuena y al final acabaste pidiéndome que te sirviera una copa!
  • Lo sé Raúl, pero… necesitaba desconectar y olvidarme un poco de todo.
  • ¿Olvidarte de qué?
  • Nada, es igual. En fin, comprad lo que queráis. ¿A que hora quedamos?
  • ¡Billetes comprados! Quedamos a las 09.45 en la estación de trenes de Santa Justa.

 

 

  • Genial Raúl, pues allí nos vemos. Alfonso y yo vamos a ir a dar una vuelta a solas. ¡Hasta mañana! No lleguéis tarde.

Alfonso me coge de la cintura y salimos a la calle. Tengo ganas de abrazarle, de estar sólo con él, y de comérmelo a besos por el camino.

El trayecto del tren de Sevilla a Cádiz es de 1 hora y 40 minutos, pero se me hace bastante corto. Paso la mayor parte del tiempo escuchando canciones de Amaral. Me gusta mirar por la ventanilla, ponerme mis auriculares, subir el volumen de la música y desconectar de todo… Mi canción preferida es la de “Resurrección”, y la escucho una y otra vez.

“Haces que se vaya mi melancolía, me devuelves de nuevo a la vida… Antes de llegar siquiera a conocerte, mucho antes ya te quería.”

¡No puedo dejar de canturrearla! Mientras yo estoy con la cabeza en mis cosas y totalmente ajena a todo, Alfonso, Sofía y Raúl planean a dónde ir o que hacer durante esta noche por tierras gaditanas.

  • Chicos, yo voto por quedarnos en el apartamento viendo alguna peli.
  • No sé Sofía… Yo voto por salir a algún pub y echarnos un billar. ¿Tú que dices Alfonso?
  • Ya veremos cómo surge la cosa… Quizá estemos muy cansados para salir o quizá tengamos muchas ganas de fiesta…. Son las 11.35 de la mañana y ni siquiera hemos llegado aún, tenemos todo el día por delante. Centraros simplemente en el aquí y ahora. No os pongáis a pensar ya en lo que pasará esta noche, ansiosos.

 

 

 

  • Bueno tú ganas Alfonso. Vamos a centrarnos en que en unos minutos estaremos paseando por la playa, y en que intentaré coger a Sofía y tirarla al agua… jaja.
  • ¡Ni lo sueñes, Raúl!

En ese momento las pantallas del vagón nos indican que hemos llegado a nuestro destino. Así que cogemos nuestras mochilas y salimos del tren dispuestos a disfrutar del ambiente gaditano.

Por fin llegamos a la playa. Es difícil describir la sensación que me hace sentir. Me apasiona el paisaje. Me hipnotiza mirar al horizonte justo donde se juntan el azul del mar y el azul del cielo, dejarme llevar con el sonido de las olas y el olor del mar… Podría pasar horas sentada en la arena simplemente mirando… tan sólo disfrutando de las vistas.

Mientras Sofía y yo sacamos las toallas de las mochilas para sentarnos en la arena, Raúl y Alfonso sacan unos bocadillos y unos zumos para desayunar. Cuando estamos desayunando Alfonso se muestra tan atento conmigo como de costumbre, de vez en cuando pone su mano sobre mi rodilla y me acaricia un poco o me coge la mano y me la aprieta suavemente. Me gustan sus gestos, es un chico muy cariñoso.

Tras el desayuno Sofía y Raúl deciden pasear un poco por la orilla. Mientras se alejan los escucho reír y hablar sobre la última película de acción que vieron juntos en el cine… Y pienso que, aunque sean sólo amigos, quizá el día de mañana podría nacer algo bonito entre ellos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s