CAROL SOLÍS

 

A veces me he quedado buscándote

en la oscuridad de la noche

cuando al fin yo me recojo

cuando al fin -yo supongo- te acercas.

 

A veces te he sentido tan cerca

que siento la fragancia de tu hermosa presencia.

A veces, otras veces me quedo en el vacío

anhelando tu amantísima presencia.

 

Y que tonta que he sido,

pues entre más te busco, más me encuentras

entre más te anhelo, más me llenas.

Has estado aquí desde el principio de mis días,

dándome la paz, dándome la calma

abrazando mis sentires y dándome confianza.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s