ESRUZA

 

En mi morral de ilusiones,

que desde niña forjé,

fui guardando cada uno de los

sueños, ilusiones que tenía.

 

Con el correr de los años,

uno a uno fueron entrando,

y uno a uno fueron saliendo

al hacerse realidades, otros

en el camino se quedaron.

 

Tal vez por falta de empuje o,

porque no eran factibles

sólo en sueños se quedaron

ilusiones que no fructificaron.

 

Hoy, ese morral ya no guarda sueños,

no guarda ilusiones, sólo guarda ausencias,

sueños perdidos, metas no realizadas y,

heridas que van rompiendo mi morral.

 

Ya no hay sueños, ya no hay ilusiones.

Morralito de mis sueños e ilusiones

¡Qué vacío te has quedado!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s