ESTHER DE PABLO

Es ese espacio en el que vuelcas todo lo que crees y crees que es. Ahí colocas todo lo que registras a tu alrededor sobre los otros, conocidos y desconocidos. Ese retrato fabricado a veces por una sola visión o haberle escuchado decir algo que te gusta o te disgusta. Y un buen día le vuelves a escuchar en otro entorno y tu opinión cambia radical. Y no somos conscientes de ello, normalmente, porque estamos muy ocupados en… ¿en qué? Así que raramente cambiamos nuestro registro mental sobre los otros y los clasificamos en nuestras cajas mentales, con nombres variados para cada una con estrella de importante o prescindible y útil o inútil, dependiendo la sección de almacenamiento de las cajas : emocional o práctica. Y no importa el grado de relación que tengas con la persona para que descubras que la idea que has fabricado sobre ella no es totalmente real. Como me pasó ayer con una gran amiga. En una interacción con su familia se me rompieron todos los esquemas sobre mi creencia respecto a ello, porque nuestros contactos habituales son fuera de ese entorno.

Lo bonito de la vida es que está en movimiento y todo cambia constantemente. No te lo pierdas por miedo a la decepción, porque esta sólo viene cuando el otro la antecede.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s