JORDI MARCOS

Cartas al Padre

Hola ”padre” te escribo esta carta porque llevas meses sin hablarme ni dirigirme la palabra. No te necesito tampoco. Ya tengo la compañía de mis amigos de clase y los ”colegas” del parque. Estamos horas y horas juntos. Hacemos de todo menos ir a clase. Esta semana el tutor nos ha pillado como subíamos antes de clase por la calle ”Muntaner”. Nos han abierto un parte que lo he firmado con tu firma. Nos han amenazado a unos cuantos de que si seguimos así repetiremos curso o, nos expulsarán. A mi me da igual, me da asco esta escuela.

 

Sé que hago cosas que no te gustan nada. Detestas todo eso. Has sido un cabrón pero con mentalidad sana. A mi me da igual, soy joven y tengo mucho futuro por delante. Además, qué me importa lo que pienses si ya no quieres a la familia. Solo piensas en ti y en lo tuyo, solo piensas en insultarnos, solo piensas en golpearnos, solo piensas en maltratarnos. Eres un animal y una bestia. Lo que le hiciste el otro día a mi madre no te lo perdonaré jamás hasta los restos. Es lo más vil e innoble que he visto en mi vida. Y aunque tu seas más fuerte no voy a permitir que le hagas daño, aunque ello, me cueste ser humillado por tu crueldad.

 

Algún día seré más fuerte que tú, y te devolveré todos aquellos arrebatos que han afeado mi adolescencia. Por eso no necesito el amor de padre, ni el amor de nadie. La vida es una ”mierda” y por ello voy a hacer todo lo que me ”dé la gana”.

 

Sé que no vas a contestar.

Atentamente, tu hijo.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s