ADÁN ECHEVERRÍA

 

Esas chicas rojas

con palomas en la nuca

en los pómulos grillos

y sal entre los muslos

han aparcado su corazón ahí

en los nacientes ríos

sobre la roca toda roca

y la mordedura ay la mordedura

quema la piel

los labios y su reciente sílaba

última sílaba

del silabario que soy entre tus sábanas

Esas chicas rotas

cuajadas de silencio

como globos pardos que no logran levitar

como tus piernas solitarias

en cada rincón de la bañera

y cómo nos ha gustado esa bañera calva

y ese despertarnos encimados sobre la mordedura

ay la mordedura

si tan sólo dejarás olvidada la caricia en los inodoros

yo sería tu ratonzuelo esquivo

para taladrarte los tímpanos con mis orgiásticos lamentos

ay los silabarios

y el triste reconocí

miento de nuestros olores

siempre miento estoy consciente de toda tumba

ay mis niñas rojas

ay la mordedura

adorado pasatiempo que no tiene más que olvidados postizos

y este miembro en la punta de los labios

dispuestos para mi semen míralo

hermosura

he acá mi viejo catalejo

aletargado

ya no hay dinero suficiente para volver

y amarte

esta noche

que se come el viento todo -canibalismo mío-

este es mi cuerpo disecado

y mi rencor

quietecito entre tus sábanas

esas tus sábanas de alumbramiento

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s