VANESA PAREDES

 

El cerebro desgarrado por el sufrimiento

El corazón desmembrado, ya sin sentimientos

El alma destruída por el sinsentido

Los ojos invidentes, ya no escucho ruido.

 

No hay consuelo, no hay descanso

Sólo el desvelo, sólo el ocaso.

¿Se fue el tiempo? ¿Se fue la realidad?

¿Dónde te busco, si ya no estás?

 

Sólo tengo casa, ya no tengo hogar

Ya no tengo hambre, sólo soledad

La gente me habla y no sé lo que dice

¿Quieren ayudarme? Que me dejen triste

 

Un oscuro abismo de mi se apodera

Tener que estar despierto me desespera

Pues ¿Por qué no vuelves, si te necesito?

Ven dame un abrazo, uno pequeñito

 

Tu cuarto vacío me es insoportable

La voz de la gente, voz inescuchable

Soy como un espectro, una triste sombra

¿Es qué sigo vivo, acaso respiro?

 

Silencio, silencio, todo ya es silencio

Sólo oigo lágrimas, las de mi cerebro

No tengo conciencia, no tengo sentidos

Entra por la puerta, sólo eso

Un comentario sobre “Desolación

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s