MOISÉS ESTÉVEZ

En su primera entrevista ella le comentó que cuando volvía a casa
después del trabajo, notaba como si alguien hubiera estado allí. Trazas de un
ligero olor a perfume resaltaban en el ambiente, objetos ligeramente movidos
de su lugar original… Al principio no le dio mucha importancia, pero cuando
detectó que en su despacho también había notado registros en su mesa y en
su Mac, empezó a tomárselo más en serio.
El detective aceptó el caso. Le comentó que se pondría a ello de manera
inmediata, no sin antes darle un consejo y hacerle una simple pregunta:
– Cambie la cerradura en la puerta de su apartamento o al menos ponga
una segunda. –
– Esta bien. – Contestó Lisa.
– ¿Sabría decirme si alguien podría buscar en su entorno profesional
algún tipo de información, que en el caso de que se filtrara y cayera en ciertas
manos, pueda hacer que se tambaleara el mercado financiero?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s