ANEIZAR LESTRANGE

Me despierto con el sonido del timbre de la puerta principal, me sorprende un poco, mi madre no me dijo que esperaremos a alguien. Cojo algo rápido que ponerme y voy directa a la ducha, la verdad no siento curiosidad por saber quien es, prefiero tomarme mi tiempo, despejarme. Meterme en la ducha me aleja de ciertos malos recuerdos. Es entrar en un mundo en el que solo me encuentro yo, en la nada, sin nadie, sin mi pensamiento, vago sin rumbo y en ese momento soy todo paz. Al cortar el agua todo vuelve a mí, y vuelvo a caer en total oscuridad. Todo el mundo me dice lo mismo que saldré de ello, que soy fuerte…Pero ya estoy harta, yo eso no lo veo. Me visto y bajo a desayunar, en la cocina me encuentro a mi madre hablando con los detectives, pero hay alguien más con ellos, esta despaldas y reconozco la marca de la nuca, me hecho hacia atrás, muestra mi descontento con la situación y ellos lo notan. – El solo quiere hablar contigo, recuerda bastantes cosas y pidió hablar contigo. – La detective señala al chico, el se levanta, se dirige directamente a mi. Antes de que pueda hablar, le apunto el sofá, invitándolo a sentarse, camina delante de mi y ambos nos sentamos en el salón, solos. El me estrecha su mano. – Me llamo Mario, recordando lo que pude. Te aviso que lo que tu viste, es solo la punta del iceberg, es mucha más que eso. Ten cuidado de donde vas. La próxima vez no vas a poder huir. – Me levanto y me quedo frente a el, encarándole, no le tengo miedo.- – ¿Me estas amenazando?- Él levanta la cara, pero no muestra ninguna emoción en su rostro, se ve muy frio. – No, te aviso. A mi no me dejaron escapar, me soltaron ellos cerca de la comisaria, me modificaron la cara, todo para meterme a mi en la cárcel. Detrás de tu amiguito hay mucha más gente y mucho más peligrosos que él. – Me volví tan fría como él. Nos estoy dispuesta a volver allí. – ¿Ya hablaste con la policía? – Asiente de forma afirmativa. – Te aviso yo a ti, no me fio de ti y no vuelvas acercarte a mi, ni a mi casa. Vuelve a tu vida normal. – Se levanta y va hacia la cocina en busca de los detectives. Los detectives se despiden y se van, sin antes recordarme que mañana tengo que volver a la comisaria, para otro interrogatorio. – ¿Estas bien? – Mi madre juega con la cucharilla del café, mientras lee una vieja noticia, donde se ve mi rostro en el periódico. – Deja de ver eso, no es bueno. Aparte elegiste una foto horrorosa. – Intento hacer un chiste, para poder sacarle una sonrisa, pero hasta que no atrapen a Elliot y este tras las rejas y a un así todo eso queda muy lejos.- Mama, me voy a ir a correr y antes de que digas nada, los agentes vienen conmigo, llevo la pulsera y el teléfono. – Le doy un beso en la frente, le quito el periódico, para tirarlo a la basura y la dejo jugando con la cucharilla. Conecto los casco al móvil y la coloco en la funda de mi brazalete. Solo me coloco un casco y comienzo mi rutina de antes. Uno de los policías, se quedo en el coche vigilando la casa, y el más corpulento de los dos me sigue la carrera. Después de 5km, me siento en un banco a recuperar el aliento, el policía se sienta a mi lado. – ¿ Te sientes bien? – Odio esa frase, todo el mundo repitiéndola una y otra vez, no le contexto y me levanto, poniendo rumbo de nuevo a mi ruta. El policía vuelve a seguirme, y no insiste en obtener respuesta. A dos manzanas de la casa donde nos asigno la policía, pierdo por completo al agente que venia conmigo, acelere mi carrera y lo debí dejar atrás. De la nada, de frente a mi aparece la misma furgoneta de la noche que huimos del hospital, miro hacia los lados sin encontrar por donde salir y ni rastro del policía. La puerta se abre y un hombre enmascarado me agarra para introducirme dentro de ella. Me siento confusa, mareada y todo a mi alrededor da muchas vueltas. Me desoriento bastate, vuelvo a sentir como alguien agarra mi hombro, al darme la vuelta muy confusa, dejo de ver la furgoneta y al hombre, frente a mi esta Mario, y unos metros más adelante veo que se acerca el policía, los comienzo a ver muy borrosos, me siento cada vez más mareada y siento que de golpe me derrumbo. “- Te va a doler, ya lo sabes. No grites, sabes que va a ser inútil. – Sus ojos se ponen oscuros casi negros. Cada vez que me trae a esta sala de torturas, veo las agujas más grandes. – En un futuro me darás las gracias por esto. Querrás hasta colaborar conmigo. – Prefiero no contestarle, mi mirada habla por mi. Hoy no intento ni pelear para soltarme de las correas, me siento muy cansada y tengo las muñecas ya muy malheridas. El pinchazo esta vez es en la zona del bajo vientre. Mis brazos ya deben de estar muy maltratados y por eso cambio la zona. El dolor comienza a aparecer, es más insoportable que los anteriores. Ni siquiera puedo llevarme las manos a la tripa para cubrirme. Él acerca a mi una mascarilla a mi rostro, vuelve a intentar dormirme, a un que me intento resistir, es inútil, al encontrarme atada de manos y pies de nada sirve. Antes de terminar de dormirme, veo como lleva a la sala 3 personas más, no veo sus rostros ni logro identificar a ninguno”. Me despierto en el suelo de la calle, a un lado está el agente que corría conmigo y al otro Mario. Se escuchan sonidos de una ambulancia de fondo. Antes de que llegue esta y me lleve, miro al chico.- – Tenias razón, hay más, pude recordar algo.- No le da tiempo a contestarme, la ambulancia me recoge y junto al agente nos dirigimos al hospital. Después de unas horas de esperas y varias pruebas para comprobar que esta todo bien, finalmente acabamos. El medico nos llama por megafonía para ir a la consulta.- – Ya tenemos los resultados de la prueba, Alicia. – El medico toma una pausa y bebe agua, dándole un dramatismo a la situación, que nos crea un nudo en la garganta a las dos. – Estas embarazada.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s