ANA MARÍA OTERO

 

Nunca lo he dudado.

Desde el primer día he sabido

que tu gran atractivo se encuentra

en esa confusión  que conscientemente o no,

despiertas entre los que nos encontramos a tu alrededor.

En la recia madurez de adulto pulido que a veces muestras,

ésa a la que otras ocasiones sustituye

la más pura inocencia propia de un candoroso niño.

¿Cuál es el más fuerte? ¿Cuál el más real?

No. Si conoces la respuesta mejor quédate con ella,

que jamás nadie más la sepa.

Tú sencillamente sigue siendo así.

No rompas el hechizo,

porque sino a lo mejor

esto que existe entre nosotros jamás vuelve a ser lo mismo.

 

 

http://anamariaotero.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s