TANATOS 12

Me desperté a mediodía y María dormía, de lado, dándome la espalda. Me levanté y fui a la cocina a por una botella de agua. El resplandor del sol ya entraba con bastante fuerza en el dormitorio y no hacía falta encender la luz. De vuelta en el dormitorio con la botella, María se había despertado aunque seguía en la misma postura.

-¿Resaca? -le pregunté.

Ella no respondió y me acerqué. Al verme se incorporó un poco y le di la botella de la que pegó un buen trago, antes de volver a su posición anterior. Me quité el calzoncillo, que era lo único que llevaba puesto, y me costé a su lado, pegando mi pecho a su espalda, como en cuchara, y le pregunté:

-Bueno… ¿Qué tal?
-Mmm… muerta -ronroneó.
-Vaya horas, ¿no? ¿A qué hora llegaste? Era de día ya.
-Sí… no sé, siete y algo.

Yo ya pegaba mi miembro a su culo… y me rozaba levemente.

-Bueno… ¿me vas a contar?
-¿Ya…? -María se hacía la perezosa pero me daba la sensación de que estaba más despejada de lo que quería aparentar.
-Claro… ¿que es eso de escribirme que ibas muy borracha?
-Jaja… no estaba tan borracha… era para asustarte un poco.

Yo acariciaba el exterior de sus muslos y su culo con las yemas de los dedos y ya encajaba un poco mi polla entre sus nalgas, sobre sus bragas, polla que se iba poniendo más y más dura por aquel roce.

-Mmm… ¿y esto? -preguntó ella moviendo su culo un poco hacia atrás.
-Esto… tú que crees… venga, María… cuéntame.
-Vale… pues en resumen… creo que salió todo bien.
-¿Ah sí? De resumen nada… cuéntamelo todo.
-Uy… todo no me acuerdo, a ver. Lo interesante empieza con que en el último pub todo el mundo se quiso ir ya a casa, y él me dijo de ir a una discoteca y le dije que sí. Me dio un poco de vergüenza porque varios vieron que me iba con él… y no quiero que haya cotilleo con eso… Bueno, más que vergüenza… prefería que nadie se hubiese enterado. Y nada… de camino a la disco ya iba un poco tocón… entre risas y tal… me pasaba la mano por el hombro y demás.
-Vaya, vaya…
-Jaja… ya… y nada. Después en la disco estuvimos en la barra… pedimos una copa y hablando de no me acuerdo creo que le dije algo en plan… “¿hoy no vas a ligarte a una por ahí?” o algo así, y me dijo algo como… “en eso estoy” y yo me quedé así como sorprendida…
-Jaja, menudo ligón… ¿no?
-Ya… sí…y… nada, estábamos bastante cerca porque la música estaba a tope, y bueno.
-Bueno qué
-Que… me intentó besar…
-¿Síi? ¡¡Ufff… María..!!. ¿Y? -yo ya tenía la polla todo lo dura que podía estar.
-Nada… me aparté… lógicamente.
-Ya. -yo estaba cada vez más cachondo y alternaba acariciar su culo con acariciar una de sus tetas sobre el camisón.
-Bueno, me aparté disimuladamente y seguimos hablando. Es que me hice la loca, pero se notaba que en cualquier momento lo volvería a intentar. Es que era eso, que con la música a ese volumen, y además había bastante gente y la barra estaba muy solicitada… y cada vez que alguien quería pedir, que era prácticamente todo el rato, siempre alguien te empuja y eso… vamos… que estábamos muy pegados. Además él me hablaba a un oído… y al momento al otro… jaja… me tenía mareada.
-A ti te tenía mareada y tú a él seguro que lo tenías con la polla a reventar.
-No sé… -dijo María llevando una mano hacia atrás, posándola en mi culo desnudo, acompasando un poco mi cuerpo con el suyo… y es que el roce se había vuelto rítmico y casi parecía que estábamos follando lentamente aunque ella aun tenía las bragas puestas.
-¿Y qué más? -pregunté.
-Pues… ese fue un momento así… tenso. Y de hecho volvió a intentar besarme otra vez y me aparté igual. A ver, no era descarado. Creo que si nos vieran desde fuera ni se notaría, pero no sé… una tiene una edad, no sé… y… eso, que lo intentó una segunda vez… y no es que yo me echara para atrás, es que giraba un poco la cara y con eso ya estaba. Pero claro, todo estaba saliendo tan bien, tan según lo que siempre habíamos hablado tú y yo, que no quería que él desistiese, así que, como él tenía la mano en mi cintura, yo le esquivaba los besos pero también tenía mi mano en su cintura y me hacía un poco la tocona… como fingiendo un no, pero sí, para eso… lo que habíamos hablado… para calentarlo más.
-Joder, María… ¿y no te tocaba?
-Bueno… tenía la mano en mi cintura… que era casi culo. Yo sabía que él lo hacía a propósito pero yo le dejaba un poco. Pero lo gordo vino después.

Yo me relamía con lo que me podría contar María y la besé en la mejilla invitándola claramente a que girara un poco la cara para besarnos bien, y así fue, nos dimos un morreo que bien pudo durar medio minuto mientras mi mano ya se colaba por debajo de su camisón y acariciaba sus tetas desnudas… y me deleitaba pasando las yemas de mis dedos sobre sus pezones que tenía durísimos… Dejé que volviera a llevar su cabeza hacia adelante y la rodeé con mis brazos mientras seguía con aquel movimiento de mi cintura, como si me la follase, y seguí escuchando.

-Y es que después… salimos de la discoteca e íbamos hacia su coche. Íbamos juntos… él como con su brazo por encima y yo le cogía por la cintura. Yo pensaba constantemente que la cosa nos estaba saliendo perfecta pero también iba algo asustada porque nos viera alguien. Y además estaba claro que él lo iba a volver a intentar. Y llegamos a su coche, allí nos paramos, me cogió de las manos o algo así, no sé como hizo pero se me pegó; mi espalda contra su coche y… su pecho contra mi pecho, no sé si pegados del todo…
-Joder… y te intentó besar otra vez… -dije empujando con más fuerza.
-Mmm… sí… y me aparté… pero me besó el cuello… y ya me metía mano…
-Joder… María…
-Ya… ¿Crees que me pasé?
-No, no… sigue…
-Pues… estuvimos un rato así… que yo giraba la cara y él me metía mano por el vestido.
-¿Mano cómo?
-Pues… -dijo María agarrándome una de mis manos y llevándola a su sexo, sobre sus bragas- así…
-¿¿Así?? ¿Te cocó el coño?
-A, ver… no… me sobaba el culo y eso… y llegó a colar sus manos por delante y tocarme así…
-¿Te tocó las bragas?
-Bueno, es lo que querías ¿no?

Yo creía que me corría… Dioos… Edu besándole el cuello y palpando aquellas bragas… a milímetros de tela de cocarle el coño a María… aquello me ponía más de lo que hubiera podido imaginar. No era capaz de digerir todo aquello mientras sentía como mi polla no paraba de soltar más y más preseminal sobre las bragas de mi novia… bragas que había tocado Edu… Ufff.. era sencillamente brutal… aunque yo intentaba mantener la compostura con María:

-¿Y no intentó más? ¿Pero qué hacías?
-Pues yo le apartaba la mano un poco… pero como lo que te decía antes… mareándole un poco como un “no me toques pero tócame”… creo que también me quiso sobar las tetas…
-Joder, María…
-Ya… yo no sabía ya mucho como pararle… ¿sabes…? cual era el límite…
-Dios, María… me pone cachondísimo esto… ¿Te tocaba así? -le susurré en la nuca acariciando sus bragas con dos de mis dedos…
-Mmm… no sé… no… estábamos de pie y yo tampoco dejaba que estuviera… no sé… tocando tanto, dejaba que llegara con la mano y cuando sentía que había llegado ahí me revolvía un poco para que tampoco me llegara a tocar bien…
-Joder… y qué más… -yo no sabía si Edu había llegado a tocar mucho o poco sobre aquellas bragas pero yo si que la acariciaba cada vez con más ímpetu y ya notaba los labios de su coño hincharse y sobresalir…
-Pues… me dijo algo en plan… vamos a mi casa.
-¿Sí?
-Sí…
-¿Y qué le decías? -le pregunté ya bajando sus bragas un poco…
-Le decía que no… y…
-¿Y qué? -le dije llevando mi polla hacia la entrada de su sexo…
-Pues… me decía… vamos a mi casa… y en dos horas te llevo a la tuya… no se va a enterar nadie…
-Qué cabrón…
-Ya… ufff… métemela, sí…
-¿Y qué más? -le dije ya consiguiendo meter la punta en la entrada de aquel coño que se abría con facilidad… yo no emití ningún sonido mientras mi polla la iba invadiendo pero me deleitaba escuchando su gemido prolongado a medida que mi miembro iba entrando. Las paredes de su coño acogían mi polla con ansia y se la metí hasta el fondo… notando perfectamente como nuestros cuerpos se fundían en uno y ella lo agradecía soltando un “Ufff” tremendo.
-Mmm… qué más… pues… le decía que no… y él me tocaba el culo… y seguía intentando tocarme por delante… hasta que en una de esas me cogió una de las manos y… la quiso acercar… o llevar a su polla.
-Joder… ufff, María… me encanta follarte mientras me cuentas esto…
-Ya…
-¿¡Y se la tocaste!?
-No… bueno… igual un segundo… pero en seguida la aparté…
-¿¡Sí!? O sea que le agarraste la polla un momento…
-Mmm… a ver… no, fue un segundo nada más y sobre el pantalón…
-¡¡Joder… dios…!! no sabes lo que me pone esto… pero… en ese segundo… se la notaste…
-Sí…
-¿Y?
-Pues… estaba dura… sí…
-¿Y grande?
-Pues… no me dio tiempo, porque es que aparté la mano… pero… sí…
-Ufff, María… joder… le tocaste el pollón a Edu…
-No sé… dicho así… Uff, Pablo… sigue… sigue follándome así, despacio… -gemía ella llevando sus manos a mi culo y a mi nuca.
-¿Y qué más?
-Pues… nada… le aparté la mano… y no sé… nos acabamos apartando… y le dije que iba a llamar a un taxi… y me dijo que me acercaba él a casa. Y le dije que no… medio en broma le dije que no me fiaba y él… todo flipado… dijo algo en plan… es que no me acuerdo bien, pero algo en plan”¿No te fías de mi o no te fías de ti?”.
-Qué tío… -le susurré sin dejar de penetrarla lentamente y sin dejar de acariciar sus tetas y su culo; mientras lo hacía… me encantaba llevar una de mis manos a una de sus tetazas y luego a la otra… cogérselas… palpar sus pezones… y volver a soltarlas…
-Uff… Pablo…
-Qué…
-Sigue… -dijo llevando una de sus manos a su clítoris.
-Sigue contando María… y nos corremos así.
-Mmm… es que… nada más. Al final llamé al taxi… y él esperó a que llegara.
-¿Y no intentó nada más? ¿Un beso al final?
-No…
-Joder… le dejaste con un buen calentón…
-No sé… -susurró María acelerando su mano sobre su coño.
-¿Y tú? ¿A ti te puso?
-Mmm… no… pero estuvo bien.
-¿Bien?
-Sí… mmmm… joder qué bueno Pablo… cuando me follas así despacio… dios…
-Qué…
-Que siento tanto… ufff…

La seguí penetrando lentamente un par de minutos más en los que sus suspiros se hicieron jadeos y sus jadeos se convertían en gemidos. A mi no se me iba de la cabeza a Edu empujándola contra su coche y tocándole el coño sobre las bragas… no sabía si me excitaba más eso o María palpando su polla… aunque solo hubiera sido un segundo y hubiera sido sobre su pantalón.

-Uff… Pablo… me corro ya…
-¿¡Sí!? Dime cómo estaba su polla…
-Mmm… estaba dura…
-¿¡Sí!? ¿Se la pusiste dura?
-Ufff…. sí…
-¿Haces que se le ponga dura?
-Ufff…. sí… joder…
-Le tocaste la polla, María…
-Mmm… sí…
-Dilo.
-Mmm… le toqué la polla, joder…
-¿Y te puso?
-Uuffff, me corro… me corro ya… Mmmm
-¿Te puso o no?
-¡¡¡Mmmm diooos…!! ¡¡¡me corrooo…!!! ¡¡ahhh!!

María comenzó a moverse… a descomponerse… yo sentía que su coño se deshacía y sus gemidos se hicieron tan morbosos que yo mismo empecé a correrme también… con mi boca en su nunca y agarrado a sus tetazas yo eyaculaba en su interior en jadeos contenidos en su oído mientras ella gritaba que se corría y movía su cintura sin parar.

Fue de los polvos más lentos que habíamos echado. Había sido todo tremendamente sentido y pausado, pero sin embargo nuestros orgasmos habían sido brutales, como si esa contención hubiera desembocado en la más grande explosión.

Yo estaba increíblemente feliz. Edu le había tocado el coño… María le había tocado la polla… Aunque hubiera sido todo sobre la ropa me parecía un gran avance. Un avance impresionante.

Sabía por otro lado que le había prometido a María que era la última vez que le pedía calentar y dejarse tocar por Edu… pero aquello no se podía quedar así. Tenía que pensar en algo para que aquello continuase. Además ella se había masturbado al llegar… algo le tenía que poner, o incluso bastante, no lo sabía y no era una pregunta que le pudiera hacer a ella.

Ese sábado, estábamos tomando café después de comer y a María le sonó el móvil. Leyó el mensaje y me lo acercó. Leí:

Eduardo despacho: ¿Quieres tomar algo esta noche?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s