ECONOMISTA

Los grandes y peludos huevos de Gonzalo golpeaban con violencia en el cuerpo de ella cada vez que la embestía. Cristina rodeó con sus largas piernas la espalda de él y no le dejó escapar hasta que se corrió dentro con un gruñido neardental.

Luego se dejó caer a un lado y se quitó el preservativo lanzándolo al suelo de la habitación de hotel.

– Que bueno es follar contigo, necesito un cigarrillo, dijo sentándose en la cama y cogiendo uno de la cajetilla.

Cristina se quedó tumbada desnuda mirándole sin decir nada.

– Te voy a echar de menos, mañana me voy unos días de vacaciones con mi mujer, la verdad es que no me apetece nada, dijo Gonzalo.
– Cuando vuelvas me llamas, dijo Cristina acariciando el pelo blanco que él tenía en el pecho.
– Cada vez me gusta mas estar contigo, me vuelves loco, me gusta todo de ti, hasta este tatuaje que llevas en la muñeca, por cierto, ¿que significa esta pica?, no te lo había preguntado nunca.
– Bueno ya sabes que mi marido y yo somos algo liberales, esto es como una marca, una manera de decir que yo puedo follar con quien quiera y que mi marido es un cornudito que me espera en casa.
– ¿Ah si?, jajajaja, no lo sabía, vaya cosas que hay hoy en día, me alegra que a tu marido no le importe que estés conmigo.
– No, no le importa y no te creas que es solo mi marido, a muchos les gustan estas cosas, he visto cada cosa en los clubs de intercambio…
– Suena interesante, ¿siempre te ha gustado esto de los cuernos consentidos?.
– Si, mas o menos.
– Pero habrás tenido algún novio que no le gustaría esto, ¿no?.
– Si, muchos, pero por eso yo creo que no terminaron funcionando esas relaciones.
– ¿Por eso lo dejaste con mi cuñado David?.
– No, jajajajaja, mas bien todo lo contrario.
– ¿Como lo contrario?, ¿a David también le gustaban estas cosas?.
– ¿A tu cuñado?, jajajaja, le encantaban, de hecho empecé gracias a él…
– ¡No fastidies!, ¡cuenta, cuenta!.
– Bueno, éramos jóvenes, supongo que a esa edad que teníamos uno no es consciente de que le pone que su novia se acueste con otros, lo descubrimos por casualidad.
– Jajajaja, me encanta, sigue…
– Tu cuñado siempre ha sido…no sé como decirlo, algo sumiso, le gustaba que le dominara, ya sabes que mandara yo.
– Ya me imagino, siempre ha sido un flojo…
– Empecé a jugar con su culo, le metía los dedos, esas cosas, a David le encantaba, hoy en día me le follaría con un arnés si estuviéramos juntos y a él le encantaría, seguro que hasta se lo ha pedido a su mujer.
– ¿A Claudia?, jajajaja, olvídate, mi cuñada no le hace esas cosas ni de coña, ¡menudo carácter tiene!.
– Lo mismo te sorprendería, tu hazme caso, tu cuñada se folla a David por el culo…
– Joder, ¿y tu como sabes esas cosas?, ¿te lo ha contado David?.
– No, pero ya te digo yo que seguro que se lo hace, dijo dándole una palmadita en el pecho.
– Si tu lo dices, pero no me pega mucho Claudia haciendo eso, bueno y sigue contándome lo tuyo con mi cuñado, me interesa mucho la historia.
– Es una historia larga, yo por aquel entonces iba mucho a los ciber, me gustaba curiosear por internet, meterme en los chats, esas cosas y así conocí a un chico en Cadiz.
– ¿Y que pasó?.
– Pues que se lo conté a David, que me estaba enamorando de un chico con el chateaba, así hasta que me bajé al sur a conocerle, pasé un fin de semana con él, nos acostamos, bueno lo normal y luego cuando volví se lo conté a tu cuñado, lo recuerdo perfectamente, estábamos en el coche en un lugar apartado, se puso como una fiera, tuvimos una gran bronca, me insultó, joder aquel día sacó el carácter, ¡estaba como loco!.
– Y cortásteis ese día.
– Noooooooooo, jajajaja, todo lo contrario, terminamos follando en el coche, tu cuñado se puso cachondísimo cuando le conté que había estado con otro tío, ¡¡follamos como animales!!.
– ¡¡No jodas!!, jajajajaja
– Si y aquello fue solo el inicio, no solo para él, también para mi, tengo que reconocer que me gustó, me dió mucho morbo y yo también me excite y a partir de ahí le puse los cuernos muchas veces…
– ¿Y que te decía David?, ¿lo sabía?
– Claro, le gustaba que le contara con detalle como follaba con otros, se ponía cachondísimo, al principio se hacía el ofendido y me hacía prometer que sería la última vez, pero yo le seguía poniendo los cuernos una y otra vez y a él cada vez le excitaba mas, así hasta que llegué a un punto que cada vez pasaba mas de David, al final me aburrí, le cogí cierto asco, no sé como decirlo, y le dejé, luego me venía suplicando y volvíamos a estar juntos, le dejé muchas veces y siempre venía arrastrándose detrás de mi para que volviéramos, era muy triste, luego estuve saliendo con un tío casado y a él le contaba todo, era como un amigo confidente.
– Un pagafantas.
– Si, mas o menos, cuando lo dejé con él volví con David…
– Jajajajajaja, que pelele, si ya sabía yo que mi cuñadito siempre ha sido un flojo, jajajaja.
– Ni te lo imaginas, por eso te digo que Claudia hace con él lo que quiere.
– Eso es evidente, pero de ahí a que se ponga un arnés y le folle por el culo…
– No me extrañaría que incluso ella también se follara a otros solo para tenerle contento, es que ni te imaginas como se ponía tu cuñado con estas cosas, se volvía loco…
– Vamos a dejar de hablar de él que me voy a tener que ir.

Justo en ese momento le sonó el teléfono a Gonzalo, lo cogió con desgana y torció el rostro al ver que era su mujer.

– ¿Que pasa?…si ahora voy…estoy donde quiero…que si, que ahora voy, venga hasta ahora…

– Era mi mujer, es muy pesada, no la soporto, me voy a pegar una ducha antes…

Cuando iba a salir de la cama Cristina le agarró por su gruesa polla para que se quedara, luego le fue besando por el pecho y cuando llegó abajo se apartó su larga melena antes de darle un sonoro beso en el capullo.

– ¿Quieres que te la chupe como despedida?, dijo dándole un lametazo en la polla.
– Mmmmmmmmmmmmmmmm, joder, que vicio tienes Cristina, diossssssssssssss, me vuelves loco, ahhhhhhhhhhhhhhh., despacio, despacio nena, así eso es, métetela entera en la boca puta y luego cómeme bien los huevos…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s