ANI SCHULZ

 

Esa distancia tan grande

Que separa nuestras vidas,

la esperanza inagotable

De vernos algún día.

¡Cuánto anhelo esos besos

Qué nos juramos con alegría!

 

Esa dicha infinita

De poder besar tus labios,

De abrazarte y estrujarte

Con todo el amor sagrado

Que tengo aquí guardado

En mi corazón enamorado.

 

Cada noche cuando hablamos

Entre chats y videollamadas,

Los amaneceres que soñamos,

Con esas brisas perfumadas

De un aroma de verano,

El que marcaría el encuentro

Tan sublime y esperado,

Donde dos almas se junten

Para siempre en ese estado.

 

La increíble casualidad

De coincidir en esta vida,

pues, ¿quién creería?

Que de un chat virtual,

Estaría mi motivo

De dicha y felicidad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s