CAROL SOLÍS

 

Cómo calmas en mí la angustia del vacío…

La soledad atenuante la marcas en mi alma

para que yo sepa que a pesar de lo contradictorio que suena,

yo no estoy sola, estás conmigo.

 

Cómo calmas en mí este vacío…

Me das las letras,

letras eternas que de tu alma parten a darme alegrías,

me dejan sin penas.

 

Hoy, ya no quiero esperar tu regreso en el desasosiego.

Quiero seguir la vida confiando en tu presencia,

en tu mano amiga.

 

Hoy voy a ver tu luz porque así lo decido.

Decido salir del olvido,

y recuperar toda mi existencia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s