ANA MARÍA OTERO

 

Dicen que te has ido para siempre, pero yo sé que eso no es verdad.

A mí no me atrapó tu mentira y sé que la última vez que te vi todavía estabas aquí, porque cuando a ti me acerqué y te di el último beso, por un instante sentí tu aliento en mi mejilla, al tiempo que veía como levemente sonreías.

Aunque todos afirmen que lo que percibo es la brisa cálida yo, que las conozco mejor que nadie, sé que son tus caricias, ésas que solamente yo he recibido.

Por mí lástima sienten pues creen que estoy loco, pero eso a mí me da igual, porque sin necesidad de que digas algo, yo sé que continuarás a mi lado esperando hasta que los que por ahí dan las órdenes, contigo me permitan marchar.

 

http://anamariaotero.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s