MOISÉS ESTÉVEZ

– Jeanne Marie mira esto – Dijo Mike.
El detective, en cuclillas acariciaba con los dedos unos restos de oscura
tierra que la científica seguro no habría pasado por alto.
J.M. pensaba que no era tan importante el qué, sino el dónde, ya que
ese tipo de material quedaba completamente fuera de lugar en aquel entorno
urbano.
Acudieron a la comisaría tras recibir la llamada del capitán, aunque
antes pasarían a hacerle una visita a Ethan en la morgue.
– ¿Quería vernos capitán? –
– Así es. Cierren la puerta y siéntense. Imagino que ya saben quien es el
último desgraciado que ha entrado en la morgue. – Dijo el capitán.
– Si señor, venimos de hablar con Ethan. – Apostilló Mike.
– Bueno, pues sólo os voy a decir una cosa: esto huele a podrido y me
da en la nariz que gente muy gorda está detrás de todo esto, así que sed muy
discretos y actuad con la máxima celeridad. –
– Entendido capitán ¿no Mike? – Contestó J.M.
El inspector no contestó, cuando ya salía del despacho con aires de
cabreo a la vez que el capitán y la inspectora se miraban con caras
sorprendidas…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s