ANA LESMAN

No llegué a ver con nitidez si lo nuestro fue una enajenada sensatez, o una osada  mentira  en la jungla tenebrosa de la razón.

Pero te contemplé reflejado en el espejo velado por la confusión,  y volví…Volví al recuerdo de violetas azules. Al recuerdo de la renuncia sensual.

Al que describía palabras perfectamente imperfectas. Inventando caricias diferentes pero sin diferencia.

En ese instante quise despertar a mi sueño y dormir al tuyo. Desee encerrar los pensamientos para redimir mi vida.

E imaginé una fingida mirada iluminada por el resplandor de unos ojos suplicantes de ternura.

Más  al fin logré disipar la niebla de las emociones. Desalojar de dudas a la cordura. Y por una vez, solo una, desahuciar a la memoria de la  locura.

 

https://pergaminosdealma.wordpress.com/

Un comentario sobre “Violeta azul

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s