ESTHER DE PABLO

 

Pero no quiero,

pendiente de ti,

de tus llamadas.

de tus mensajes,

de esa sonrisa no vista

que imagino cuando me escribes.

 

Puedo estar, pero no quiero,

ansiosa por verte,

por tocarte,

por oírte decir que me deseas.

 

Puedo estar, pero no quiero,

incrédula de sentir lo que siento,

de haber vibrado de nuevo

en ese espacio prohibido,

que hace saltar mis tuercas bien apretadas

y me convierte en una marioneta sin hilos,

cuando imagino escuchar tu voz

diciendo mi nombre.

 

Puedo estar pero no quiero…

pero estoy.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s