ESTEFF

Destrózame. Rómpeme. Hazme trizas, no te dejes un trozo de piel sin resquebrajar. Que al principio duele, pero luego alivia. Tranquilo, que estoy hecha de cientos de capas. Rómpelas con fuerza, una a una, aunque sea arduo, aunque te agotes por el camino. Haz retazos con ellas, que no se puedan volver a coser, que no puedan rehacerse, que se conviertan en pasto del ayer y se puedan quemar.
Desnúdame, adéntrate dónde nadie ha podido llegar, hurga dentro. Hazme polvo. Hazme sentir.
Déjame desvalida y sin nada, demóleme, deja que caiga esta pesada infraestructura.
Y cuando ya no haya nada, cuando esté a la intemperie, constrúyeme de nuevo. Hazlo poco a poco, concienzudamente, como lo hacían los romanos, tu mejor obra de ingeniería. Coloca bien los cimientos, haz varios pisos, fabrica la fortaleza, que de ahora en adelante será nuestra. Con paciencia, aprendiendo a masillar mis grietas. Coloca los muros de carga sin que se tambaleen.
Escalinatas de peldaños altos que dificulten persecuciones y huidas, pero olvídate de los barrotes.
Construye una fosa, para apartar a los que intenten entrar y no se lo merezcan, porque esto ha costado mucho. Que es demasiado valioso y ha pasado por tantas fases que no todo el mundo se merece entrar. Hay pruebas de valor, santos y señas e incluso alteraciones de estabilidad para poder acceder.
Rómpeme. Reconstrúyeme. Resguárdame. Protégeme. Hazme trizas. Hazlo todo.

Un comentario sobre “Rehazme #Reload

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s