VÍCTOR PRECIADO

Revolotear de golondrinas,

saetas de color obscuro;

moviéndose frente a mí, en tarde soleada y gris.

Anuncian su alegría

en caluroso mayo,

trazando en el aire

piruetas de desencanto.

Niñas traviesas, desparpajadas, volando bajito,

casi a ras de piso.

Sorprendido las alejo

ipso facto, no vaya a ser un presagio malentendido.

Luego a la distancia

se pierden en busca de un hogar.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s