ROCÍO PRIETO VALDIVIA

 

¿Cuántas cosas me has enseñado?
A reparar las alas: sin estar heridas,

ni faltarles una sola pluma.
A besar tan despacito,

y no querer tocar otros labios

que no sean los tuyos.
A querer atisbar todas las páginas

de un libro, y seguir leyendo.
¿Cuántas cosas dejaste de enseñarme?
Dime en que taza de café te encuentro.
O en que cuento esta la respuesta a mis dudas.
En que hoyuelos he de sumergirme

y que lunas he de permanecer colgada

que no sean las tuyas.
Mientras tanto edificare columnas
para sostener el peso de los días sin ti.
Mi querido hombre, mi jaguar dormido.
Mi naufragio a media luz.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s