MOISÉS ESTÉVEZ

Levantó la cabeza y cruzó su mirada con la de David, advirtiendo unas
incipientes y diminutas lágrimas en sus ojos, este se acercó y sin poder reprimir
la emoción y un fuerte sentimiento de tranquilidad ante la idea inicial de haberlo
perdido en el atentado, lo rodeó con los brazos dándole un enorme abrazo que
casi le corta la respiración.
En medio de aquel desastre no pudieron evitar sonrojarse cuando
advirtieron la presencia del Capitán, lo que no quitó que intentaran disimular
todo lo posible. García expresó su preocupación por las víctimas antes que
nada, pidiéndole a Mark que lo pusiera al corriente. El atentado había cogido a
aquel, terminando la reunión con el Director, que no dejó de estar en contacto
telefónico de manera permanente.
– De acuerdo inspector, váyase a casa, se asea y descanse un poco,
todavía nos queda mucho por hacer, y además esta tarde el Director Reagan
ha montado una especie de gabinete de crisis al que tengo que acudir y quiero
que usted también esté presente. –
– A la orden jefe. –
David acompañó a Mark al hospital de camino al apartamento. Querían
ver como se encontraba Jones. Cuando subieron a la habitación en la que
estaba, dormía semi sentada con el brazo en cabestrillo. Le habían
administrado calmantes, por lo que decidieron no molestarla y buscar al doctor
que la atendía.

Un comentario sobre “Spin off (31)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s