ANA LESMAN

 

La piel del Alma

está tan dolorida que le cuesta

en lo hondo de su ser volar.

Se pregunta, ¿para qué persistir?

¿Para qué izar una vida sin Vida?

Está sola, desalmada y sola.

¿Acaso hay un eco más perverso

que los gritos que lloran pena

en la íntima soledad?

Que germina alaridos cuando siente

un corazón negado a palpitar.

Cansado de promesas vacías.

¡Halo de angustia lleno de aflicción!

Tan grabado en el lamento

de la piel del Alma está…

Que jamás desdibujará.

 

2 comentarios sobre “La piel del alma

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s