ECONOMISTA

No sé que hora sería cuando llegó Claudia de madrugada, estaba yo solo porque habíamos dejado a las niñas en casa de sus padres. Se metió en la cama y se pegó a mi.

– ¿Estás despierto?, me dijo.
– Si, ¿que hora es?.
– Tarde, creo que ya es de día…

Me giré para darle un beso y al cogerla por la cintura no me esperaba lo que me encontré.

– Joder Claudia, ¡estás desnuda!
– ¿Te ha gustado la sorpresa?, he pensado que podíamos arreglar lo nuestro, dijo intentando poner voz sensual, aunque se notaba que iba pasada de copas
– Puffff…,madre mía, además estas borracha…

Claudia me agarró de las manos y las bajó hasta su culo, luego se acerco mas y con un leve movimiento de su cuerpo contra mi la polla comenzó a desperezarse. Yo mientras apretaba sus nalgas y estuve un buen rato sin dejar de sobar los perfectos glúteos de mi mujer.

– ¿Te gusta mi culo?.
– Me encanta, ya lo sabes, tienes un cuerpazo perfecto, dije agarrándola con la otra mano uno de sus pechos, – te lo he dicho muchas veces, pero es verdad, estás mas buena que cuando tenías 23 años y empezamos a salir.
– ¡¡Quiero que esta noche me folles!!, ¡¡por favor, quiero que me folles!! dijo palpándome la polla por encima del pijama en lo que parecía una súplica.
– ¡¡Claudia!!
– Shhhhh tranquilo, sé como hacer para que se te ponga dura, ¿sabes que esta noche he ligado?.
– ¡¡¿¿Como dices??!!, dije intentando incorporarme un poco en la cama.
– Sssssshhhhh, qúedate tumbado, no te pongas nervioso, dijo sacándome la polla del pijama y comenzando a meneármela.
– ¿Que es eso de que has ligado?.
– Ya sabes que hemos salido solas Mariola y yo…y bueno…nos han entrado un par de tíos…
– ¿Donde?
– Y que mas de eso, pues en un bar, no sé ni como se llama, me llevó Mariola, estaban bastante buenos los chicos, nosotras íbamos borrachas y les hemos seguido un poco el rollo.
– ¿Estaban buenos?, ¿cuantos años tenían?.
– Pues no lo sé, hombre no eran jovencitos, pero tampoco tendrían mas de 30…
– ¿Y les habéis seguido el rollo?, dije yo.

Me sorprendía este comportamiento de Claudia, es evidente que iba borracha, pero de todas formas nunca había actuado así, me gustaba el tono de voz que usaba, un tono lascivo que yo desconocía, pero no solo era su voz, eran sus gestos, era todo…se había metido en la cama desnuda y de buenas a primeras me había sacado la polla para meneármela de manera impúdica. Además tampoco me cuadraba mucho lo de que le habían entrado un par de tíos y les habían seguido el juego, Claudia es bastante arisca en ese aspecto, alguna vez que hemos salido juntos en cuanto ha venido algún chico a hablar con ella les ha cortado en seco muy rápido, yo no salía de mi asombro ante lo que estaba sucediendo, pero mi mujer no dejaba de hablar y de masturbarme a la vez…

– Les hemos dejado que nos invitaran a un par de copas y luego hemos estado hablando con ellos.
– ¿Han intentando ligar con vosotras?.
– Jajajaja, por supuesto, ¿acaso lo dudabas?.
– ¿Que os han dicho?
– Pues yo he estado casi toda la noche hablando con uno y Mariola con el otro, al final me ha dicho que si le acompañaba a su casa…
– Joder ¿en serio?
– Pues claro, pero le he dicho que no, soy una mujer casada, jajajajaja, eso si, Mariola no está casada, el otro chico si que la quería llevar a su casa, posiblemente estén liados ahora mismo…
– Vaya con tu amiga, no pierde el tiempo.
– Pues si y hace bien, en el fondo me ha dado hasta un poco de envidia, estaban muy buenos los dos…
– ¿Te da envidia que tu amiga haya ligado con ese chico?.
– Un poco si, seguro que ahora se lo está pasando muy bien, ¿me hubieras dejado irme con el otro chico?
– ¡¡Claudia!!
– Es solo una pregunta…¿te hubiera gustado?.
– No lo sé Claudia, creo que no.
– ¿Entonces porque la tienes tan dura?.
– Ummmmm Claudia, no lo sé…
– Claro que lo sabes, siempre me dices que te gusta verme hablar con otros o que intenten ligar conmigo, en el fondo te hubiera gustado que estuviera con ese chico…
– Si sigues meneándomela voy a correrme…
– ¿Yaaa?…, es solo imaginarte eso y ya te corres, ¿te gustaría verme con otro?.
– Pf para, para…
– ¿Te gustaría verme follar con otro?..

Tuve que retirar la mano de mi mujer porque sino mi corrida era inminente, pero ella no se iba a detener, se puso sobre mi y agarrándome la polla se la metió en el interior, luego comenzó a cabalgarme muy despacio.

– ¿Te gustaría verme follar con otro?, me repitió de nuevo…
– Claudia no sigas…joder…no voy a poder aguantar si sigues diciendo eso…

Los movimientos de Claudia sobre mi eran tremendamente excitantes, se meneaba con mucha sutileza intentando lo mas posible retrasar mi inminente eyaculación.

– No pasa nada, córrete si quieres…ya contaba con ello, pero que sepas que luego voy a sentarme en tu cara y vas a hacer que me corra…
– Despacioooo…dioossss…
– No puedo moverme mas despacio, jajajaja, tranquilo, no te aguantes mas, ahora dime, ¿te gustaría verme follar con otro?
– Ahhhhh, siiiiiii, si me gustaría.
– ¡¡Dímelo!!, di que te gustaría verme follar con otro…
– Me gustaría verte, ohhhhhh ohhhhhhhh, me gustaría verte follar con otros…
– ¿Y me dejarías hacerlo?
– Siii, si te dejaría, puedes follar con quien quieras…siiii, te dejo…

Claudia se inclinó hacia abajo pegándose a mi cuerpo, puso mis manos sobre su culo y me susurró al oído.

– Como un buen cornudo…
– Me voy a correr, me voy a correr…
– ¿Ya te corres cornudo?
– Me corro, ¡¡¡¡me corroooo!!!, ahhhhhhhhhh, ohhhhhhhh, ahhhhhhhhhh, diossssss…
– Cornudo, cornudo…asíii muy bien, sigue corriéndote cornudo…sigue corriéndote…

Descargué dentro de Claudia que seguía encima de mi con sus suaves movimientos, aunque me acababa de correr mi polla seguía dura y palpitando dentro de ella, había sido la hostia, mi mujer estaba completamente desatada y que me hubiera llamado cornudo me había vuelto loco de placer, pero ella no había terminado, no se había corrido. Rápidamente se salió de mi tapándose el coño con la mano y con esfuerzo trepó hasta ponerme la vagina en la boca, luego quitó la mano y todo el semen que llevaba dentro se escurrió de manera abundante por mi cara.

– Toma abre la boca, y luego ¡¡haz que me corra joder!!

Cuando ya tenía la boca llena del semen que había caido y empezaba a derramarse por mi garganta, Claudia buscó el contacto de su coño contra mi lengua y comenzó a moverse, pero a mi me costaba concentrarme en chupárselo.

¡En ese momento me estaba tragando mi propia corrida!

Pero Claudia estaba concentrada en lo suyo, se amasaba con fuerza las tetas y se restregaba contra mi lengua sin importarle que estuviera debajo. Yo solo era una lengua que la ayudaba a correrse, intenté apartarla un momento para avisarla de que me costaba respirar con la lefa bajándome hasta el estómago.

– Claudia, me ha caído en la boca, casi no puedo respirar, dije buscando un poco de aire…
– No te pares ahora, ¡¡estoy a punto de correrme!!, trágatelo y cállate joder, trágate la puta corrida cornudo y no vuelvas a interrumpirme, dijo mi mujer totalmente fuera de si.

Y dicho esto volvió a restregarse contra mi, como tantas otras veces había hecho para unos pocos segundos después correrse mientras balanceaba su clítoris contra mi lengua.

– Ya me viene, ya me viene, ahhhhhhhhhhhhhhhhh, ahhhhhhhhhhhhhh, ahhhhhhhhhhh, CORNUDOOOOOOO, ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh, mmmmmmmmmmmm… que bueno…diosss que bueno.

Se quitó de encima y se puso a mi lado, todavía respiraba jadeante y se me quedó mirando fijamente, no caí en la cuenta de que mi cara debía de ser un poema llena de semen y sus propios fluidos. Me retiró unos restos de la comisura de los labios, como si fuera un niño pequeño y me estuviera limpiando, pero luego me puso el dedo en la boca para que se lo chupara.

– Te has dejado esto, jajajajaja.

Yo sumiso abrí la boca y dejé que me metiera el dedo dentro, luego ávido lo chupé mientras no dejaba de mirar fijamente a los ojos de Claudia que se reía borracha y extasiada de placer.

Un comentario sobre “Cornudo (19)

  1. Las relaciones heterosexuales a veces no son puramente heterosexuales.Tienen tintes de voyeurismo,de fetichismo,en un ambiente gay como la de algunos maridos gays que disfrutarian viendo como un macho se folla a su mujer y sueñan con que son ellos esa mujer.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s