ECONOMISTA

Claudia y Mariola quedaron el sábado por la tarde en un centro comercial, les acompañaban las tres hijas de ambas. Cuando terminaron de comprar se sentaron a tomar un refresco en uno de los restaurantes de la planta alta, mientras las tres niñas correteaban por allí.

– Alba ten cuidado, que ellas son mas pequeñas.
– Es un encanto tu hija, mira como cuida a las dos mías, dijo Claudia.
– Si, no tengo queja, es muy buena.

Se acercó el camarero y les trajo las dos bebidas en una bandeja, Mariola se le quedó mirando y vió que era un chico de unos 22-23 años bastante guapete.

– ¿Te has fijado en el camarero?, dijo Mariola.
– Si, no está nada mal.
– ¿Nada mal?, ese te quitaba a ti las penas en unos minutos, no sé que te pasa Claudia pero te noto triste, estás como apagada.
– ¿Se me nota?, dijo ella.
– Por supuesto, ¿tienes algún problema en casa?
– Bueno, digamos que no estoy en el mejor momento con mi marido, aunque es algo largo de contar.
– ¿Y porque no quedamos y me lo cuentas tranquilamente?, el finde que viene se queda Alba con mi ex, deja a las niñas con tu marido o donde tus padres y salimos a cenar el sábado que y luego un poco de fiesta, ¿te parece?
– Vale, me vendrá bien salir un poco.
– Yo hace un par de años estaba igual que tu, no tiene porqué ser el caso, pero es que ya no aguantaba a mi ex marido, no es que él hiciera nada, pero no me sentía bien conmigo misma, estaba deprimida, no tenía ganas de nada, y cuando digo de nada es de nada, ya me entiendes, decidí que tenía que dar un giro a mi vida, no me apetecía ya estar con él.

Mariola sacó el móvil y le enseñó unas fotos a Claudia.

– Mira, esta soy yo hace 3 años.
– Madre mía, ¡menudo cambio!, te has cortado el pelo, estabas mas gordita, ¡¡pareces otra!!
– Si, ahí ya no me sentía bien sobre todo físicamente, no me veía atractiva, no estaba a gusto ni con mi cuerpo, ni con José Luis, ni con mi vida en general, cuando nos conocimos tu y yo hace dos años me acababa de separar, estuve unos meses muy tranquila haciendo ejercicio, rápido me puse muy en forma.
– Ahora estás todavía mucho mas guapa que cuando nos conocimos.
– Y más que pienso estar, eso me dicen todos, que estoy estupenda, jajajaaja, tu tienes pinta de que siempre has estado buenísima, dijo Mariola
– Jajajajaja, no te creas, después de que naciera Blanca me tocó ponerme las pilas…
– Si, te entiendo, tenías que ver a mi ex como me mira ahora, me come con la mirada y eso que se ha echado novia, en el fondo es un buen hombre y Alba le quiere mucho y él la educa muy bien, pero yo no podía seguir, de verdad que quería un cambio…bueno que me desvío del tema, entonces lo dicho, el fin de semana que viene quedamos y me pones al día de tus problemillas…

Como habían dicho el sábado siguiente se fueron a cenar las dos amigas, eligieron un restaurante mas bien tranquilo para poder hablar. Durante la cena Claudia no le contó mucho a Mariola de sus problemas personales, era muy reservada y sobre todo en este tipo de cosas, pero después salieron a tomar unas copas y se le fue soltando la lengua.

Las dos iban estupendas con unos vaqueros súper ajustados y unos buenos taconazos, las dos media melena, pero Mariola era morena y Claudia rubia y se notaba que Mariola era unos 10 cms mas alta. Para cualquiera eran dos Milf de 38 y 37 años muy atractivas. Dos pibonazos que no pasaban desapercibidas en ningún bar.

No tardaron en acercarse a ellas dos hombres de unos 40 años, pero Mariola les despachó con mucha naturalidad.

– Con lo buena que estás, vamos a estar toda la noche espantando moscones, dijo Mariola.
– Tu tampoco estás nada mal, jajajaja, dijo Claudia. – voy a tomarme otra copa que hoy tengo que olvidar las penas.
– Tu ya vas un poco contentilla.
– Y tu…
– Jajajajajaja.

Después terminaron en un sitio mas tranquilo, donde al menos la música no estaba muy alta y podían hablar.

– Bueno, cuéntame que es lo que te pasa con tu marido, suéltalo, no te lo guardes dentro, estaría bien que se lo contaras a alguien, dijo Mariola.
– Buffff, es complicado, no sé ni por donde empezar.
– Pues por el principio, ¿estás bien con tu marido, no?, vamos que digo que no estás pensando en separarte ni nada de eso.
– No, yo le quiero mucho, es muy bueno, trabajador y las niñas le adoran.
– Pues me le pones bien, ¿y cual es el pero?, porque después de lo que me has dicho viene un pero, yo al mio también le quería mucho, era bueno, trabajador y Alba le adoraba…
– Mira, hace poco le descubrí que hablaba con otro tío por internet.
– ¿Que hablaba de que?.
– Pues de sus cosas, hablaban de sus parejas, o sea de mi, fantaseaban, bueno cosas de esas, era como un compañero de pajas de mi marido…
– ¿Pero se conocen o algo?.
– No, solo por internet, o eso me ha dicho él.
– ¿Y que me quieres decir, que a tu marido le gustan los hombres?.
– No, creo que no, le gustan las mujeres…bueno no sé, ya no sé ni que pensar, en la intimidad me pide cosas raras, cosas que no sé si son normales.
– ¿Ah si?, ¿me lo quieres contar?.
– Es que…me da un poco de vergüenza…contarte nuestras intimidades.
– Tranquila no se lo diré a nadie, además yo no tengo problemas en contarte las mías, jajajajaja, luego te cuento lo de mis ligues jovencitos, pero primero tu, que veo que necesitas contárselo a alguien y llevas años con eso dentro.
– Pues para empezar, por ejemplo hemos estado mas de cuatro años sin tener relaciones con penetración, hasta hace poco tuvimos una vez, pero esa casi no cuenta…
– ¿¿¿Cuatro años???, no me fastidies, ¡¡¡pero si tu estás en lo mejor ahora!!!, cualquier tío mataría por follarte, y me dices que ¿lleváis cuatro años sin tener relaciones?.
– No exactamente…

Y Claudia empezó a hablar y una vez que comenzó ya no pudo parar sin contarle todo a Mariola. Le contó absolutamente todo, llevaba muchos años en los que no tenía una amiga en la que poder confiarle sus secretos y ahora se desahogó con Mariola, le dijo lo de los problemas de erección de David, lo del sexo oral, como se ponía encima de él para poder correrse, lo de su marido por el chat y hasta lo de los arneses, también le contó que se enfundaba pollas de goma para poder encular a su marido, eso fue lo que mas vergüenza le dió contar, pero una vez que había empezado ya no podía parar, le contó con todo detalle que tenía varios arneses y hasta los tamaños, como se follaba a David y lo que hacían con ellos. Mariola escuchaba todo atentamente sin interrumpir a Claudia así hasta que terminó de hablar. Se miraron las copas que estaban vacías.

– Creo que necesito otra copa, hoy me voy a emborrachar, dijo Claudia.
– Vamos a la barra, yo también, jajajaaja
– Bueno ¿y que te parece lo que te he contado?, dirás que mi marido no es muy normal.
– Mira Claudia, no te voy a decir que tampoco es que seáis los mas normales del mundo, pero tampoco es para tanto, cada uno en la intimidad de sus casa tienen sus rarezas y tampoco hay que darle mas vueltas, siempre que a los dos os guste, está claro, porque ¿a ti también te gusta hacer esas cosas verdad?
– Si, pero yo preferiría tener sexo normal, como tienen todos.
– ¿Y que es sexo normal?. Vosotros disfrutáis de esa manera y ya está, por lo que me cuentas a tu marido le gusta un poco el tema de la sumisión hacia ti, lo que le excita es el tema de la humillación y cosas de esas.
– Si, así es.
– Le gusta que le insultes, que le llames cornudo, tampoco me extrañaría que le gustara lo de fantasear en verte con otros, ¿verdad?.
– Bueno…
– Lo sabía, seguro que a tu marido le excita lo de pensar que estás con otros hombres.
– Si, esas cosas le ponen mucho.
– ¿Pero como fantasía o alguna vez te lo ha propuesto de verdad?.
– Yo creo que como fantasía, nunca lo hemos hablado como algo serio.
– ¿Y a ti?, ¿te gustaría estar con otros?, si a tu marido le excita y te deja, no le veo cual es el problema…
– Yo no valgo para eso, quita, quita, yo solo he estado con él, no podría estar con otros hombres.
– A ver Claudia, tampoco te digo que conozcas a un tío y ya te vayas con él a la cama, pero fantasea con tu marido, hablar de estas cosas, seguro que mejoráis mas vuestra vida sexual y sino con ese de internet, me has dicho que tu marido quiere que hables con él, ¿no?, pues hazlo, no pierdes nada por probar…
– No sé…después de todo lo que hemos pasado por ese tema…
– Aquí no hay medias tintas, si quieres estar con tu marido tenéis que llegar a un consenso sobre las cosas que os gustan a los dos, tienes la mente muy cerrada Claudia, hay que disfrutar mas, mira cuando llegues esta noche a casa te tienes que reconciliar con David, dile que esta noche te han entrado muchos tíos en la discoteca y ese tipo de cosas, seguro que le vas a poner a mil y luego…pues al lío, jajajajaja, ya me entiendes…
– Ya voy medio borracha.
– Mejor, esta noche quiero que llegues borracha a casa y te folles literalmente a tu marido, eso es lo que menos me cuadraba, que hayáis estado cuatro años sin hacerlo.
– Y no sabes lo que tuve que decirle para que se excitara…
– Cuenta, cuenta…
– Me pidió que le hablara de Don Pedro, el director del instituto, jajajaja, dijo Claudia tapándose la cara, – le excitaba pensar que me miraba el culo o que yo le ponía…
– ¿Y está bueno el Don Pedro ese?.
– Noooooo, por dios, es un viejo, pero no veas como mira a las mujeres, tiene pinta de que es un viejo verde.
– Pues déjale que te mire, a ti te gusta ir guapa y que se fijen en ti, no me lo niegues…
– Si, como a todas, ¿no?, pero no Don Pedro, ahhh, es un viejo…
– ¿Y te mira de forma lasciva o que?.
– No sé, mira a todas las profesoras, alumnas, ya sabes, son cosas que se notan…pero es inofensivo, ahora tengo que pasar mas tiempo con él en su despacho por un programa que estamos haciendo en el instituto de intercambio de alumnos.
– ¿Los dos solos?.
– Jajajaja, si, pero no pienses cosas raras.
– Pues si dices que es inofensivo, deja que te mire, provócale, cuando quedes con él vete con estos pantalones, ponle cachondo y luego se lo cuentas a tu marido…
– Nooooo, no voy a hacer eso…
– ¿Y los alumnos que?, ¿te gusta que te miren?, debe de ser muy morboso estar rodeado de esos jovencitos que irán cachondos todo el día, además con esta ropa tan sexy que te pones…
-No, en el instituto no llevo esta ropa, tengo una ropa aparte para ir a dar clase, no tan sexy, por ejemplo estos pantalones no me los pondría nunca para ir al instituto.
– ¿Como?, ¿estás de coña, no?, tu tienes que vestir como a ti te gusta y si te miran con otros ojos es problema de ellos, eso no es ir provocando ni nada, tienes un cuerpazo y debes lucirlo orgullosa, tienes esa mentalidad antigua, lo primero que tendrías que hacer es coger toda esa ropa y tirarla a la basura.
– No sé.
– ¿Pero esa otra ropa te gusta?.
– Algunas cosas no están mal.
– Pero no te las pondrías para el día a día.
– No, solo para ir al instituto.
– Pues tu misma te has contestado, tu debes vestir como a ti te gusta, no puedes estar pensando si vas provocando o si es inapropiado, tu vistes muy bien Claudia, tienes mucha clase, otra cosa es que vistieras de manera vulgar, pero no es el caso…
– Podría ir poco a poco cambiando el vestuario, dijo Claudia pensativa.
– Esa es la mentalidad y ahora vamos a tomarnos otra copa…

Mariola miró hacia el culo de Claudia y comenzó a reírse.

– ¿De que te ríes?
– Nada, nada, me estoy imaginando como debes estar con una polla colgando, con lo buena que estás me pongo hasta cachonda de pensarlo, hasta me lo haría contigo, dejaría que me follaras…
– jajajajajaja
– jajajajajajjajajaja, ahora voy a contarte lo de mis ligues con los jovencitos, en el último año y medio he estado con unos cuantos, es lo mejor, sexo sin compromiso, solo follar por follar, porque nos apetece…
-Jajajajaja, cuenta, cuenta…

Las dos se estaban riendo a carcajada limpia, cuando terminaron de hablar se les acercaron un par de chicos de unos 30 años que estaban bastante bien, guapos, elegantes y con muy buena presencia.

– Hola chicas, ¿podemos invitaros a una copa?…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s