ESTHER DE PABLO

Sentada frente a la ventana, miraba correr el agua por el vidrio. Le gustaba la lluvia. La relajaba

Llevaba unos días con algo rondando su cabeza y no sabía qué era. Sabía que era importante y también sabía que lo sabría cuando fuera necesario. La vida le había enseñado que correr no lleva a ningún lugar si hablamos de tiempo. Mientras tanto estaba expectante , a la espera de eso que debía saber

La lluvia se iba calmando.  Las nubes se  separaron y entre ellas salió un rayo de sol que incidió directamente en sus ojos, deslumbrándola; y recibió la revelación que esperaba:

“La felicidad consiste en aceptar lo que es y disfrutar por vivirlo”

Tenía la mala costumbre de dar vueltas a cosas que habían pasado y no le gustaban.

Se levantó de la silla y , sonriente, dio las gracias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s