ESTHER DE PABLO

 

Miro por mi ventana y ya no lo veo. Unas lágrimas recorren mis mejillas

Llegué hace más de 15años, a vivir a este tercer piso: el ático de  la casa; con vistas a montañas lejanas y árboles cercanos.

Un pino, del jardín de la planta baja, me debió ver llegar y decidió formar parte de mi vida.

Centímetro a centímetro creció hasta alcanzar mi altura y saludarme cada mañana , a eso de las 5,30 , con el canto de un pájaro en su copa; frente a mi ventana. Esto hizo que comenzara a levantarme a esa hora, aprovechando el magnífico silencio de la mañana.

En días de vientos fuertes, era un espectáculo verlo bailar de un lado a otro; saludándome como una gran mano extendida. Era mi amigo silencioso .

Lo cortaron de raíz.

Su extrema altura les pareció peligrosa.

Hoy lo extraño, al mirar por la ventana contemplando la lluvia. No me consuela ver las  peñas del fondo, que alguna vez escalé; por bonita silueta que tengan

Un comentario sobre “Me han cortado el árbol

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s