ANA MARÍA OTERO

 

El sonido olvidado,

de un recuerdo lejano.

Tacto liviano,

que se quedó en el pasado.

Momento perdido,

de un hecho vivido.

Pasado, pasado, pasado…

¿Dónde quedó la razón,

las ganas de una nueva ilusión?

Seguir adelante, ¿por qué?

¿Quedan motivos para querer?

 

http://anamariaotero.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s