ANA LESMAN

 

¡Qué sueño fue conocerte!

Que bello el abrazo inesperado.

Que sublime los susurros al oído.

¡Qué Cielo nuestros cuerpos desnudos!

…Y que magia saber

que  jamás estarás en mi olvido.

Pero qué triste adivinar

que tu gloria y la mía…

Dibujan murmullos diferentes

con  Estelas de egoísmo.

 

https://pergaminosdealma.wordpress.com/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s