MARYLEEN FORERO
Escucho los gemidos de la habitación continua, se llena de placer el lugar y la piel se eriza mientras la mente se traslada a tu lado, cuando tus labios rozaban mi espalda y mi entrepierna, en ese instante imagino lo bueno que sería estar junto a ti; en un lugar donde nadie nos pueda ver y podamos expresar entre caricias y besos todo lo que hemos callado.
Escucho nuevamente a mis vecinos, no los conozco pero viene a mente todas las parejas que a esta hora están siendo amantes, están comtemplando sus cuerpos y su respiración entrecortada.
Pienso en los orgasmos perdidos durante la faena de la noche, en mis propios orgasmos y en los momentos de placer que la vida me ha proporcionado.
Allí en el silencio de la noche, escucho a lo lejos como dos seres en ese mismo momento se pueden estar amando o simplemente disfrutando con sus olores, sus sabores y sus matices

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s