ANA MARÍA OTERO

 

Me hundo, me hundo,

no sé nadar.

Me ahogo, me ahogo,

no puedo respirar.

Las aguas me rodean,

creo que es el final.

Pensé que del naufragio me había salvado

pero ahora el agua me está matando.

Estaba sobre mi barca,

navegando en la tempestad.

Estaba casi perdida,

cuando a lo lejos percibí una isla.

Nadé con fuerza hacia ella,

hacia la isla que nunca llega.

Cuando descubrí mi error

me agarré a un madero: ¡mi salvación!

Poco después el madero se rompió,

pero el descanso para tomar aliento me sirvió.

Volví a divisar la isla.

“Ya no me engaña”, me dije

pero nadé hacia allí aunque no quise.

Inconscientemente nadaba,

hacia la isla me precipitaba locamente.

¿Cuánto tardaré en llegar?

Una hora, o dos, quizá.

Llegaba, llegaba

y a lo lejos vi que era una emboscada.

Quise huir más no podía.

Contra la marea luchaba, pero mis fuerzas perdía.

Necesito una mano que me ayude a no hundirme.

Necesito una mano que me ayude a no morirme.

 

http://anamariaotero.com

2 comentarios sobre “¿Agua?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s